La Fiscalía pedirá la pena mínima para los líderes del golpe en Cataluña

Mantendrá la acusación de rebelión para los responsables del proceso independentista.

Libertad Digital

La Fiscalía del Tribunal Supremo mantendrá la acusación por el delito de rebelión hacia los líderes del proceso independentista catalán, pero muy posiblemente pedirá la pena mínima para los acusados, según afirma la Cadena Ser.

Los cuatro fiscales del caso tienen previsto acusar de rebelión agravada (que también incluye el delito de malversación) al exvicepresidente encarcelado Oriol Junqueras que por su posición de líder podría enfrentarse a penas de entre 25 y 30 años de prisión. Y también a cinco exconsejeros: Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Raül Romeva y Dolors Bassa, con penas de entre 15 y 25 años.

En el caso de Carme Forcadell y los Jordis, las penas podrían variar si finalmente se les considera jefes de la rebelión, mandos subalternos o simples partícipes.

Y el tercer grupo de acusados, el de Meritxell Borràs, Carles Mundó y Santiago Vila, muy posiblemente no serán acusados de rebelión y sí de malversación, lo que supone entre 6 y 8 años de cárcel.

En el caso de los siete fugados, entre los que se encuentra Carles Puigdemont, se ha abierto una pieza independiente para que sean juzgados cuando estén a disposición de la justicia española.

Este escrito de acusación está pendiente únicamente del visto bueno por parte de la Fiscal General y podría presentarse a finales de la semana que viene.

A continuación