Pedro Sánchez, "convencido" de que aprobará los PGE y agotará la legislatura

Resta importancia a los abucheos: “no voy a ser menos que Felipe o Zapatero". Moncloa califica de “anécdota" que se ‘colara’ en el besamanos.

Ketty Garat

El presidente del Gobierno está "convencido" de que aprobará los Presupuestos Generales del Estado y agotará la legislatura. Así lo ha expresado en conversación informal con periodistas en los corrillos del Palacio Real, en la recepción con motivo de la Fiesta Nacional del 12 de Octubre. Allí también ha restado importancia a los abucheos recibidos durante el desfile militar: "Si abuchearon a Felipe González y a Zapatero yo no voy a ser menos".

Sobre el error de protocolo del presidente Pedro Sánchez y su mujer Begoña Gómez al intentar ponerse en el besamanos juntos a los Reyes, Moncloa se ha visto forzada a dar una explicación oficial sobre lo que califican de "anécdota".

"Sobre la anécdota ocurrida este mediodía durante la recepción de los Reyes en el Palacio Real, Moncloa se remite a las explicaciones públicas que está dando la Zarzuela en el sentido de que el presidente y su esposa han seguido en todo momento las indicaciones que les ha dado la Casa Real".

Calendario electoral

En los corrillos de palacio, Sánchez no se pronunció en ningún momento sobre el asunto, pero sí fue preguntado por el calendario electoral en ciernes, sobre el que Sánchez señaló: "Sólo contemplo elecciones andaluzas, autonómicas, municipales y europeas. Generales, al final de la legislatura". Y sacó pecho por lo que considera el eje fundamental de su mandato: "La determinación, ese es el balance porque se están sacando las medidas se están proponiendo".

Aunque reconoce la "dificultad" de recabar el apoyo independentista, por hecho que el Gobierno logrará su luz verde. La novedad es que el Ejecutivo se compromete a no negociar con las formaciones independentistas hasta que los PGE lleguen al Congreso de los Diputados a finales de noviembre, principios de diciembre. "Las conversaciones empezarán después", ha dicho Pedro Sánchez en los corrillos de Palacio, en los que ha comparado la compliación de los apoyos de ERC y el PDeCAT: "No tiene por qué ser más fácil con ERC", pese a que vincula explícitamente su apoyo a la libertad de los presos.

El presidente considera que Cataluña vive "un debate circular" porque "hace un año hubo una declaración de independencia" y ahora el parlamento catalán aprueba una resolución para reprobar al rey Felipe VI que el Gobierno considera "inasumible" y por la que estudian la posibilidad de recurrir al Tribunal Constitucional. Así lo aseguró la vicepresidenta, Carmen Calvo, también en los corrillos de Palacio. La número dos del Gobierno habló de "medidas ante el TC probablemente ante la gravedad política" porque "la figura del Rey es inviolable y no puede debatirse sobre ella. Es muy grave".

Aunque la gravedad difiere del miembro del Gobierno a quién se pregunte porque el presidente Sánchez, quien también avanzó que el Ejecutivo "estudia cómo recurrir, con qué medidas legales", también restó importancia al hecho de que la resolución aprobada por la cámara autonómica catalana es "una Proposición No de Ley más declarativa que otra cosa" y que "estaba preparada desde el martes".

A continuación