Ver

Los policías enviados a Cataluña: las instalaciones son "ruinosas" y "tercermundistas"

La Unión Federal de Policía exige al Ministerio del Interior que "cambien estas condiciones laborales indignas de estos grandes profesionales".

J. Arias Borque

El Ministerio del Interior está enviando de manera escalonada hasta 700 agentes antidisturbios extra de la Policía Nacional y la Guardia Civil a Cataluña, ante las más que probables semanas calientes que se presentan con la celebración de la Diana el 11 de septiembre y los actos conmemorativos del referéndum ilegal de 1 de octubre del año pasado. Pese a que el operativo todavía no está totalmente organizado, ya han llegado a la Ciudad Condal los primeros efectivos.

Se trata, exactamente, de los grupos de refuerzo de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional que se han trasladado desde Galicia (La Coruña y Vigo) y Zaragoza. Los primeros agentes llegaron hace un par de días y los últimos hace escasas horas y se encuentran alojados en el Bruch, un veterano acuartelamiento del Ejército de Tierra sede del Regimiento Arapiles 62 y ubicado en el conocido barrio de Pedralbes de la Ciudad Condal.

Pero la calidad de las instalaciones que se han encontrado para su acomodo no son las esperadas. La Unión Federal de Policía (UFP), uno de los sindicatos con representación en el Consejo del cuerpo, ha denunciado este jueves la condición en la que se encuentran los agentes. "Hasta 40 personas en un mismo habitáculo o espacios muy reducidos con hasta 10 literas y limitados aseos compartidos", han denunciado desde sus cuentas oficiales en las redes sociales.

Hablan de instalaciones "ruinosas" y "tercermundistas" e, incluso, de "literas amontonadas en los pasillos", por lo que han solicitado al Ministerio del Interior que "cambien estas condiciones laborales indignas de estos grandes profesionales encargados de velar por el orden constitucional".

La previsión en estos momentos del Ministerio del Interior es desplazar a Cataluña a hasta 600 agentes de la UIP de la Policía Nacional que se alojarán tanto en el acuartelamiento del Bruch como en hoteles de Salou (Tarragona) y Premiá del Mar (Barcelona). Los 80 agentes de los GRS de la Guardia Civil movilizados hasta el momento está previsto que se alojen en residencias propias del Instituto Armado.

A continuación