La Liga Norte de Salvini y la ultraderecha flamenca, invitados en la Diada

Las formaciones racistas de Italia y Bélgica, tradicionales apoyos del separatismo, no se pierden el próximo 11 de septiembre en Barcelona.

Pablo Planas (Barcelona)

El nacionalismo catalán dispone de una red de amigos europeos formada por partidos xenófobos y de extrema derecha como los Auténticos Fineses, el Vlaams Belang flamenco o la Liga Norte de Matteo Salvini. Durante años fomentaron unas relaciones basadas en criterios identitarios y argumentos contra la Unión Europea que los separatistas han pretendido ocultar en la última fase del proceso.

Aún así, las visitas oficiales de dirigentes de la Liga Norte a Cataluña cuando Mas era el presidente autonómico, el apoyo de los fascistas fineses a Raül Romeva y el del Vlaams Belang a Puigdemont en su "exilio" han generado una fluida corriente de contactos y simpatías, al punto de que estas formaciones acostumbran a estar presentes en las manifestaciones separatistas en torno al "Onze de Setembre".

En esta edición, un pequeño partido separatista de ultraderecha, Som Catalans, es el encargado de ejercer de anfitrión de los "camaradas" del partido de Matteo Salvini y de los racistas flamencos que piden la expulsión de los inmigrantes. Representantes de estas formaciones repetirán estancia en Cataluña invitados por sus colegas catalanes para participar en la ofrenda floral a la estatua de Rafael de Casanova y participar en la marcha de antorchas en torno al Foso de las Moreras.

El lema de Som Catalans es "Ni colonización española ni invasión migratoria"y sus miembros aseguran que los "países catalanes son una nación surgida de la lucha contra el Islam". Como las formaciones nacionalistas parlamentarias, también proponen que el catalán sea la única lengua oficial en la región.

A continuación