Pedro Sánchez denuncia que la familia Franco ha "amenazado" al Gobierno

El Ejecutivo busca la tensión sobre la exhumación de Franco. Sánchez promete que el Consejo de Ministros tramitará el expediente legal.

Ketty Garat (Bogotá, Colombia)

El Ejecutivo sigue queriendo buscar la tensión en materia de memoria histórica para no hablar de otras cuestiones y el asunto de la exhumación de Francisco Franco le funciona. De ahí que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya querido desde Bogotá, (Colombia), mandar una advertencia a la familia Franco que este jueves ha remitido un burofax al gobierno de España anunciando que acudirán a los tribunales.

"La fundación Francisco Franco ha trasladado una suerte de amenaza al Gobierno de España. Yo digo que la determinación del Gobierno es firme y mañana se continuará en el Consejo con la exhumación" al tramitar el expediente legal consecuencia del Real Decreto Ley aprobado el pasado viernes por el Consejo "porque ningún país puede tener un mausoleo que rinda tributo a un dictador".

Advertencia a Torra

En clave catalana, el presidente del Gobierno quiso responder a la amenaza del presidente catalán, Quim Torra, en el que dice "o unilateralidad o ruptura". Sánchez recordó a Torra que "sabe perfectamente cuál es el camino que depararía volver al camino del unilateralismo, la quiebra y la amenaza".

Y aseguró que el Gobierno "tiene claros los límites" sobre la negativa a un referéndum pero que "está dispuesto a hablar" en el marco de la Ley. Sí quiso también hacer un llamamiento "a todos los actores del proceso" a lograr un clima de convivencia en referencia a la retirada de lazos amarillos por parte del líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

No subirá el IRPF por encima de 60.000 euros

Por último, Sánchez fue preguntado si considera que una persona con un salario de 60.000 euros anuales es "rica" tal y como afirma Podemos para fijar en este límite la subida de IRPF que negocia en el marco de los Presupuestos. "No", contestó escueto el jefe del Ejecutivo que dejó claro que "este es un Gobierno que tiene muy claro que aspira a construir justicia fiscal. Estamos dispuestos a abrir el debate, pero nuestro compromiso es que la clase media trabajadora no se les va a subir un céntimo de euro".

A continuación