Nueva rectificación de Sánchez: el Valle de los Caídos no será un lugar de reconciliación

En conversación informal en el avión rumbo a Bolivia, el presidente reconoce que “es imposible resignificar el Valle por su contenido simbólico”.

Ketty Garat (Santa Cruz de la Sierra, Bolivia)

No había dudas del proyecto que el PSOE reservaba para el Valle de los Caídos una vez exhumados los restos de Francisco Franco del Valle. Y así se recogió en el último posicionamiento escrito que el grupo socialista firmó en el Congreso el pasado año. Según la proposición de Ley de diciembre de 2017 presentada por el PSOE de Pedro Sánchez para ampliar la Ley de Memoria Histórica la voluntad de los socialistas se expresaba así:

"El Valle de los Caídos será lugar de memoria de las víctimas de la Guerra Civil española y la dictadura de acuerdo con los principios de pluralismo, reconciliación, paz y democracia que consagra la Constitución". Por si hubiera dudas del destino reservado al Valle de los Caídos el proyecto de Ley recogía un segundo párrafo: "Se reconvertirá en un centro nacional de memoria, impulsor de la cultura de la reconciliación, la memoria colectiva democrática y la dignificación y el reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura a través de programas culturales, museísticos y de reconciliación".

Pues bien, ésta constituye la enésima y última rectificación del presidente del Gobierno. El nuevo renuncio de Pedro Sánchez quien, en conversación informal con periodistas en el avión rumbo a Bolivia, reconoció que "es imposible resignificar el Valle en un centro de reconciliación por su contenido simbólico". El presidente fue más que explícito al respecto al afirmar que "veo imposible que el Valle sea otra cosa distinta que un cementerio civil pero respetando la basílica" de la Iglesia católica.

Comisión de la verdad

Posteriormente en rueda de prensa conjunta con el presidente de Bolivia, Evo Morales, Sánchez reiteró que "el Valle de los Caídos no puede ser un lugar de reconciliación; tiene que ser un lugar de reposo, un cementerio civil es la propuesta del Gobierno para los restos de las víctimas de la contienda". Comparecencia en la que sí avanzó que el Gobierno también pretende constituir una comisión de la verdad "que sea lo más plural posible, que sean incorporadas todas las perspectivas históricas sobre la Guerra Civil y la dictadura franquista". Y con el objetivo último de que "de una vez por todas se cierren esas heridas que desgraciadamente todavía se siguen sufriendo en nuestro pais".

El presidente pidió esperar al posicionamiento de los grupos parlamentarios en cuando se debate el real decreto ley aprobado por el Gobierno en el pasado Consejo de MInistros: "vamos a ver qué frutos se dan tras la convalidación".

Visita el Centro de la Memoria de Chile

Las afirmaciones de Sánchez se producían después de visitar el Centro de la Memoria y los Derechos Humanos de Chile impulsado por la ex presidenta socialista, Michele Bachelet, pero puesto en marcha en 2010 por el presidente liberal, Sebastián Piñera, con quien Sánchez se entrevisto en la víspera. "Me ha impresionado mucho el Museo de la Memoria", dijo tras explicar la ‘experiencia sensorial’ de recuerdo de las víctimas y el enorme mural de fotografías de los desaparecidos. "Tomo nota", reconoció el presidente del Gobierno que le gustaría un monumento similar para España en un lugar neutral y con la mirada puesta en "la transparencia y la búsqueda de la verdad".

Un paso a largo plazo porque tendría que llegar después de una comisión de la verdad que puso en marcha previamente el Gobierno de Chile. "En esto también nos llevan ventaja", dijo al presidente tras recordar que el PSOE ya propuso este extremo en la misma proposición de Ley que hoy se convierte en papel mojado en lo relativo al proyecto para el Valle de los Caídos. Rectificaciones o errores que se han ido subsanado y que no niega en este campo el recién estrenado presidente del Gobierno que asume su "falta de experiencia" y también admite que al anunciar su voluntad de exhumar los restos del dictador Franco no sabía que la familia pondría tantos obstáculos y que se haría con una mayor celeridad.

La "oportunidad perdida" del PP

Desde el Gobierno reprochan la actitud del líder del PP, Pablo Casado, que "ha perdido una oportunidad de desembarazarse del franquismo y del pasado de su partido". Algo que, en el caso de Ciudadanos es también "inexplicable".

A continuación