Las denuncias contra manteros caen en Madrid al temer la Policía las "represalias" de Carmena

Según denuncian sus sindicatos, la Policía Municipal de Madrid ha dejado de denunciar a los manteros al no sentirse respaldados por el Ayuntamiento.

Libertad Digital

Mientras para la mayor parte de los madrileños la presencia de manteros en las aceras de su ciudad es cada día más numerosa, las intervenciones de la Policía Municipal en contra de la venta ilegal han caído un 36% en los seis primeros meses del año.

La cifra resulta sorprendente pero El Mundo la explica este martes tras hablar con el Ayuntamiento y con representantes sindicales de la Policía Municipal. Las versiones varían: desde el consistorio se explica que la comparativa entre ambos años "no es fiable" porque ha habido un cambio en la metodología.

Sin embargo, los sindicatos policiales tienen otra explicación: pese a que no hay directrices concretas, "este Ayuntamiento siempre sale en defensa de ese colectivo" por lo que "cada vez que pasa algo (…) los manteros se sienten más respaldados y los policías menos".

La situación se relaciona también con todo lo ocurrido tras la muerte del mantero senegalés Mame Mbaye y la reacción de algunos ediles de Manuela Carmena, según declaraciones de un representante del sindicato UPM "desde lo de Lavapiés los policías han sido mucho más cautos a la hora de intervenir".

Ante la creciente polémica y con una situación que también ha sido agravada por la caída en el número de efectivos policiales en la calle, según los sindicatos, el pasado 10 de agosto se entregó a los agentes una nueva instrucción sobre la venta ambulante, pero los policías siguen con muchas cautelas después de que durante meses "han tenido que ir con pies de plomo en estos casos".

A continuación