Sánchez promete llegar a 2020 y presentar unos presupuestos

"El Gobierno cumplirá su compromiso de presentar unos presupuestos con esta senda de estabilidad o con la anterior", anuncia.

Ketty Garat

Atrás quedan las cortinas de humo y las meteduras de pata. El presidente del Gobierno ha echado tierra sobre los argumentos defendidos estos días por su portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, y su vicepresidenta, Carmen Calvo: ni habrá adelanto electoral ni pretende aprobar un decreto ley para sortear al Senado en el caso de que el PP vete su senda de estabilidad el próximo lunes.

En rueda de prensa conjunta con el presidente galo, Emmanuel Macron, Pedro Sánchez ha puesto orden sobre las intenciones del Ejecutivo comenzando por su voluntad de agotar la legislatura: "Elecciones habrá en tiempo y forma en 2020. Ésa es la voluntad del Gobierno", anunció el presidente dejando claro que "los objetivos están bien marcados" y éstos pasan por "estabilizar y consolidar el crecimiento y el empleo digno, y la regeneración democrática".

Y aquí entra el segundo anuncio que ha convertido en férreo compromiso: el Gobierno presentará su proyecto de Pesupuestos Generales del Estado en el otoño incluso si la senda de estabilidad aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros fracasa este viernes en el Congreso y el lunes que viene en el Senado por el veto del PP. "El Gobierno cumplirá su compromiso de presentar unos presupuestos con esta senda de estabilidad o con la anterior, pero lo va a hacer".

Así de contundente fue al ser preguntado si el Gobierno baraja un plan B en el caso de que el Congreso y el Senado rechacen la senda de estabilidad y el objetivo de déficit. Si, como anunció Carmen Calvo, podría aprobarse el objetivo de déficit a través de un real decreto, para que no fuera devuelto al Gobierno tras ser tumbado por la cámara alta.

El presidente defendió que "la senda de estabilidad es coherente con nuestra nueva realidad económica, con las previsiones de los organismos internacionales y con la Comisión Europea" y el Gobierno ha sido "generoso" al ceder dos décimas de cinco a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos para aumentar el gasto.

Motivo por el que hizo un llamamiento a "aquellos grupos que no voten a favor de la senda que estarán votando en contra de la reconstrucción del Estado del bienestar y reactivar servicios sociales. Apelo a la responsabilidad de todos, incluso del PP que gobierna en comunidades y ayuntamientos, para que no vote por intereses partidarios".

A continuación