Pedro Sánchez promete "avanzar" en el gasto en Defensa tras una nueva bronca de Trump

El presidente estadounidense, como ya hizo por carta, exigió a sus socios más gasto en la cumbre de la OTAN. Sánchez recogió el guante. 

Libertad Digital

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, asumió el compromiso de intentar avanzar hacia un gasto en defensa correspondiente al 2% del PIB de España, aunque no garantizó el cumplimiento de ese objetivo para 2024 como desea el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Sánchez, en la conferencia de prensa con la que cerró su participación en la cumbre de la OTAN celebrada en Bruselas, aseguró que tiene intención de mantener la "hoja de ruta" trazada por el Gobierno de Mariano Rajoy en relación con los gastos en defensa.

El Gobierno anterior, junto al resto de socios de la Alianza, se comprometió a conseguir que en 2024 el 2% del PIB se destine a defensa, pero posteriormente la exministra de este departamento María Dolores de Cospedal, reconoció que para ese año España sólo podría gastar el 1,53% de su Producto Interuior Bruto.

"Recogemos el testigo de otras administraciones. No queremos romper la coherencia de la política de defensa que España ha aportado en las últimas décadas a la OTAN. En ese sentido, intentaremos llegar a esos compromisos fijados por la anterior administración", explicó.

Sus palabras implican una promesa que no había en la primera respuesta del Gobierno socialista a las pretensiones de Trump. Antes de la cumbre, el presidente estadounidense envió una carta a sus socios pidiendo más implicación y más dinero. En Bruselas, el presidente estadounidense aprovechó su turno de intervención durante el debate para exigir, fuera de agenda, un aumento en el gasto de defensa. Mencionó a Alemania y también a España como uno de los países que podían hacer más esfuerzos, informa Europa Press.

La intervención de Trump forzó al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, a reunir de nuevo al Consejo Atlántico para abordar la cuestión del gasto militar que se suponía zanjada. Durante su intervención, el presidente estadounidense reclamó adelantar el plazo para cumplir el objetivo de dedicar el 2 por ciento del PIB a defensa, fijado en 2024. A pesar de que el tono fue más duro y bronco que el empleado el miércoles, fuentes de la organización aseguraron que Trump no llegó a amenazar con abandonar la OTAN.

En su comparecencia, Sánchez indicó que en la cumbre de la OTAN celebrada en Gales en 2014 los socios de la Alianza, España entre ellos, asumieron unos objetivos de incremento de gasto que dijo que se complementaron posteriormente con el desarrollo de capacidades de defensa y la contribución en operaciones a la seguridad global. "Lo que hace el Gobierno es asumir la hoja de ruta que fue marcada en previas cumbres por el anterior Gobierno, y en nuestro ánimo estará llegar a esos objetivos en el año 2024", insistió.

Pero advirtió de que eso no depende sólo de él, sino que es el Parlamento español el que tiene que aprobar los presupuestos del Estado que recogen los gastos en defensa. "Espero que todos los grupos parlamentarios sean sensibles también a los compromisos con la OTAN, pero ese -dijo- es otro debate que llegará cuando se presenten los presupuestos".

Tras calificar de "razonable, posible y realista" seguir avanzando en un mayor gasto de defensa, aseguró que "España está haciendo un enorme esfuerzo" para avanzar hacia un reparto equilibrado de las cargas. "Somos comprensivos, empáticos con las demandas de la administración norteamericana, pero es también importante subrayar que tenemos que evaluar a cada estado miembro en función de esos tres criterios", añadió.

Explicó que España ha incrementado notablemente en los últimos presupuestos generales del Estado la inversión en defensa, pero reconoció que queda aún un camino que recorrer hasta el 2% del PIB.

Sin embargo, destacó que en lo que tiene que ver con capacidades y contribuciones, España está "muy por encima de la media", y eso opinó que es muy importante porque se trata de aportaciones cualitativas que garantizan la seguridad global.

A continuación