Ahora Madrid, a la caza y derribo de Ciudadanos por el caso Cifuentes

"Es trascendental que las instituciones tengan al frente a personas que éticamente no tengan que ser cuestionadas", dijo Carmena.

Olivia Moya

La noticia de la dimisión de Cristina Cifuentes cogió a la alcaldesa reunida con el Comisionado de Memoria Histórica. Pero desde el mismo momento en que el vídeo publicado por Okdiario, de la hasta ahora presidenta de la Comunidad de Madrid robando cremas en un Eroski, salió a la luz varios miembros del gobierno municipal comentaron la noticia.

La más combativa en Twitter fue la portavoz municipal, Rita Maestre, quien un día antes fue contestada con dureza por el portavoz del PP en el Ayuntamiento al abordar el Pleno esta cuestión. Maestre escribió varios comentarios en esta red social en los que habla de "momento delirante" y "bochornoso". Y ataca directamente a Ciudadanos.

Su compañero de filas y tercer teniente alcalde de la ciudad, Mauricio Valiente (IU) fue un paso más allá y colocó a la formación liderada por Albert Rivera –e Ignacio Aguado en Madrid– en la misma balanza que al PP. Según expresó es necesario un adelanto electoral que permita a la izquierda derrotar a los populares y centristas. "Se abre un nuevo tiempo y no queremos más patas para sujetar a la mafia del PP", dijo.

Carlos Sánchez Mato, imputado por el caso Open de Tenis, también quiso publicar su opinión y saldar viejas rencillas con Cifuentes.

El sustituto de Sánchez Mato al frente de la concejalía de Economía y Hacienda del Consistorio capitalino, Jorge García Castaño, también centró sus críticas en el partido naranja, la opción "indispensable para que nada cambie y para que los que han saqueado Madrid permanezcan".

La "necesaria ética" en las instituciones

Terminó la reunión con el Comisionado y Manuela Carmena atendió a los medios. "Es tan importante la ética en la responsabilidad política que entiendo que ella haya tenido que dimitir. Es trascendental que las instituciones tengan al frente a personas que éticamente no tengan que ser cuestionadas", señaló la alcaldesa a preguntas de la prensa. "Nos debemos todos de alegrar que se haya recuperado una necesaria ética en las instituciones".

No obstante, Carmena no quiso hacer leña del árbol caído y a diferencia de sus concejales no quiso valorar, por ejemplo, si Cifuentes debía haber dimitido antes así como tampoco sobre la filtración de las imágenes en el supermercado. Es más, la alcaldesa no compartió tampoco la opinión de que esto sea un problema del PP. "No, yo creo que este caso es exclusivamente un supuesto de que una actitud de falta de compromiso ético y de actitud digna lleva a tomar una decisión a una persona en concreto".

"Ha habido una dimisión por una falta de ética personal y eso es bueno y necesario para Madrid. No puede haber al frente de las instituciones personas que no tengan un respaldo ético", concluyó.

El PP municipal no niega que haya 'fuego amigo'

Por su parte, el portavoz del PP en el Ayuntamiento salió apesadumbrado a atender a los medios de comunicación. Pero no quiso salirse del guión y no contestó a las cuestiones planteadas. Sin embargo, no negó que la filtración del vídeo de Cifuentes provenga de las propias filas populares. "Creo que en este momento lo que hay que hacer es seguir trabajando por todos los madrileños", señaló al ser preguntado directamente por esta cuestión.

"Creo que (la presidenta) ha hecho lo que tenía que hacer y, en todo caso, se abre una nueva etapa en el Partido Popular de la Comunidad de Madrid", insistió sin desviarse ni una coma de su declaración. "Desde el punto de vista personal, le mando un abrazo", dijo José Luis Martínez Almeida.

A continuación