Lamela notifica a Trapero su procesamiento pero lo deja en libertad

La Fiscalía no ha formulado preguntas ni solicitado endurecimiento de las medidas. El exjefe de los Mossos estará en libertad hasta el juicio.

Fernando Lorente

Josep Lluis Trapero permanecerá en libertad provisional hasta el juicio por sedición y organización criminal. El exjefe de los Mossos ha recogido el auto de procesamiento por los dos delitos que le atribuye la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. Han completado el mismo trámite el exdirector de la Policía autonómica de Cataluña Pere Soler y el exsecretario general de Interior de la Generalidad César Puig. Todos han desfilado en apenas diez minutos sin que la Fiscalía haya formulado preguntas ni solicitado una vistilla para el endurecimiento de las medidas cautelares impuestas en la fase de instrucción: comparecencias periódicas y la retirada del pasaporte.

La intendente Teresa Laplana, cuarta procesada por la inactividad de los Mossos en las fechas clave del proceso, ha comparecido por videoconferencia debido a motivos de salud, según fuentes jurídicas. Ni a la llegada ni a la salida se han producido declaraciones a los medios de comunicación que esperaban en la puerta.

La juez Lamela procesó a Trapero por dos delitos de sedición y uno de organización criminal, a Laplana por un único delito de sedición, y en el caso de Puig y Soler por delito de sedición y organización criminal. Según la magistrada, actuaron de acuerdo "con el plan de la organización criminal en cuya cúspide se encontraba el presidente de la Generalidad de Cataluña". Una estructura que "en suma permitió la celebración del referéndum ilegal y la ulterior declaración de independencia aprobada por el Parlamento el 27 de octubre".

El auto aprecia en los Mossos una "abierta negativa a las reiteradas peticiones de auxilio que recibieron procedentes de la Guardia Civil" en diferentes fechas, con especial importancia durante el asedio a la Consejería de Economía en Barcelona los días 20 y 21 de septiembre y la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre.

A continuación