El PSOE deja solo a su expresidente: "El ciudadano Chaves se está defendiendo y nadie debe interferir"

La secretaria ejecutiva, Carmen Calvo, evita valorar el desconocimiento de éste sobre cómo se concedían las ayudas y no habla de su inocencia.

Ketty Garat

Atrás quedaron los tiempos en que la dirección federal del PSOE, primero con Alfredo Pérez Rubalcaba y después de Pedro Sánchez, ponían la mano en el fuego por la honorabilidad de los expresidentes de la Junta de Andalucía y del PSOE, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y decían estar "convencidos de su inocencia".

Llegado el momento procesal de su comparecencia ante el juez, el PSOE ha dejado ya solos a los dos presidentes andaluces con quienes no hay ninguna interlocución, según fuentes socialistas consultadas por este periódico. Sólo así se explica la frialdad en las valoraciones públicas que se producen en Ferraz sobre el juicio de los ERE.

Preguntada por Libertad Digital por el desconocimiento que el propio Chaves ha manifestado este lunes en Sevilla sobre cómo se producían las ayudas, la secretaria ejecutiva, Carmen Calvo, evitó prestar apoyo alguno. "El ciudadano Chaves se está defendiendo y nadie debe interferir.Yo, desde luego, no voy a intervenir".

Calvo no quiso responder a la pregunta de este diario sobre si es verosímil que Chaves desconociera cómo se concedían las ayudas desde la Junta que él mismo presidía porque "no voy a hacer ningún comentario sobre su estrategia de defensa". Y se limitó a marcar las diferencias con el PP en el sentido en que Chaves "es un compañero que ha actuado conforme a nuestras normas. Manuel Chaves y Jose Antonio Griñán entregaron sus cargos y el carné de militantes. Esperamos que se haga justicia".

A continuación