Play

La élite de la Policía se adiestra en Guadalajara en técnicas de asalto o rescate de rehenes

Germán López destaca la "alta preparación y cualificación" de los GEO, "un grupo de élite de referencia internacional".

J. Arias Borque (Guadalajara)

Intervención en actos terroristas con víctimas múltiples; asalto a viviendas, vehículos o aeronaves; rescate de rehenes; escalada urbana; artes marciales; medidas paramédicas; manejo de explosivos; adiestramiento de perros de asalto, dispositivos de francotirador… La élite de la Policía Nacional se forma en Guadalajara en los cursos y jornadas más especializados y exigentes, a los que sólo acceden un reducido y selecto número de agentes.

Allí se encuentra el santuriario del Grupo Especial de Operaciones (GEO), la unidad especializada en intervenciones de alto riesgo. Ingresar en ella no es nada sencillo. Primero debe superarse un duro proceso de selección que incluye tanto pruebas físicas como psicotécnicas. Después, un curso de especialización de 7 meses de duración, en el que hasta el último día es eliminatorio y el candidato puede ser descartado y enviado a su unidad de origen.

En el último proceso de selección sólo pasaron a formar parte de esta unidad el 4 por ciento de los candidatos. Querían ser miembros de los GEO 372 aspirantes; sólo 15 de ellos lo consiguieron. En otras convocatorias el número ha sido incluso menor. Y es que si no hay ningún aspirante que aprueba todo el proceso todos quedan suspendidos. No se levanta la mano para que ni siquiera uno de ellos pueda ser parte de esta unidad de élite.

A lo largo de su historia, los especialistas del GEO han participado en la resolución de numerosas operaciones de extrema peligrosidad. Entre sus servicios más relevantes destacan la liberación de 467 personas secuestradas o tomadas como rehenes, la desarticulación de 76 comandos de distintos grupos u organizaciones terroristas o el abordaje de 65 barcos en alta mar vinculados mayoritariamente con redes de narcotráfico.

Los GEO están también presentes, prestando seguridad y protección en algunas de las delegaciones diplomáticas españolas más conflictivas que hay a lo largo y ancho del planeta. Ahora mismo hay un equipo encargándose de la de Kabul (Afganistán). También lo han estado anteriormente en otras como las de Irak, Libia, República Democrática del Congo (antiguo Zaire), Kuwait, Argelia, Israel o Guinea Ecuatorial.

Estas instalaciones castellano-manchegas también son utilizadas para la formación de los efectivos de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES), el hermano menor de los GEO. Están presentes en diferentes puntos del territorio nacional para ofrecer una respuesta táctica inmediata hasta la intervención, si fuera necesaria, de los GEO. Su curso de especialización en sensiblemente menor que el de sus hermanos mayores, de siete semanas.

Eso sí, los agentes tanto de GEO como de GOES están en constante formación. Muestra de ello, la entrega de diplomas a unos 150 agentes de estos grupos por diversos cursos realizados en el último trimestre del año y que ha tenido lugar este martes en este santuario policial. En ella, el director general de la Policía, Germán López Iglesias, ha destacado la "alta preparación y cualificación de estos especialistas, un grupo de élite de referencia internacional y adiestrado para actuar con la máxima eficacia en situaciones límite y de extrema peligrosidad".

Aprovechando la presencia del máximo responsable de la Policía, que visitaba por primera vez desde que asumió el cargo estas instalaciones, agentes de los GEO han realizado varios ejercicios como la resolución de un incidente con rehenes en un autobús, un asalto a una vivienda desde diferentes alturas, ejercicios de escalada o un asalto a una entidad bancaria con rehenes.

A continuación