El PSOE se alía con los nacionalistas para mantener el adoctrinamiento en las escuelas

Socialistas y Podemos no apoyarán las propuestas que PP y Cs llevarán a debate al Congreso.

LD/Agencias

El PSOE y Unidos Podemos han adelantado que no apoyarán las propuestas que PP y Ciudadanos llevan a debate este martes al Pleno del Congreso para luchar contra el adoctrinamiento a menores en los colegios de Cataluña. En concreto, la formación naranja presenta una ley para crear una agencia especializada que vigile si se produce esta situación en las aulas, mientras que los 'populares' buscan reforzar la Alta Inspección Educativa.

La norma de Ciudadanos busca poner en marcha una agencia que estaría adscrita al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y tendría un director y cuatro consejeros, pero estaría dotada de personalidad jurídica propia, y vigilaría los centros tanto públicos como privados de toda España. Además, estaría sometida al control parlamentario y judicial.

Los de Albert Rivera proponen que esta "autoridad independiente" compruebe el cumplimiento de los requisitos establecidos por el Estado en la ordenación general del sistema educativo; vigile la inclusión de los aspectos básicos del currículo y que éste se curse de acuerdo con el ordenamiento estatal; que se cumplan las condiciones para la obtención de los títulos; garantice la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de sus derechos y deberes; y verifique la adecuación de la concesión de las subvenciones y becas a los criterios generales que establezcan las disposiciones del Estado.

Para ello, la agencia podrá requerir a las autoridades y servicios de las administraciones con competencias en educación la información que considere conveniente y dichas autoridades y responsables tendrán la obligación de atender el requerimiento. Estas inspecciones se podrán realizar por orden superior, de oficio, o a instancia razonada de los componentes de la comunidad escolar y sus miembros podrán visitar los centros docentes públicos y privados, así como los servicios e instalaciones en los que se desarrollen actividades educativas.

De hecho, "las visitas a los centros y el correspondiente informe serán el sistema habitual de trabajo en el desempeño de la función inspectora" de esta autoridad, según señala la nueva propuesta ley registrada por Ciudadanos.

Esta iniciativa llega después de una moción que la formación naranja llevo a debate sobre esta misma materia, también en el Congreso, y en la que sólo consiguió el apoyo de los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro. El resto de partidos negaron durante el debate la existencia de adoctrinamiento en las aulas catalanas, asegurando que se trataba de casos puntuales. También acusaron a los naranjas de estar poniendo en duda el trabajo de los profesionales docentes.

Unidos Podemos y PSOE se mantienen ahora en la misma posición que hace unas semanas, a pesar de que el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha declarado este lunes ante los medios que sí esperaba el apoyo de los socialistas, así como el del PP, para llevar a trámite el texto.

Sin embargo, justo después que Ciudadanos registrase el texto que mañana lleva a debate para su toma en consideración, el PP contraatacó registrando una proposición no de ley, que se va debatir en el mismo Pleno, con la que, para eliminar este posible adoctrinamiento, plantea reforzar el organismo que ya existe actualmente para vigilar estos sucesos: la Alta Inspección Educativa.

La intención de los 'populares' es que pueda actuar de oficio y de instancia de parte y que tenga capacidad de inspeccionar el contenido de libros de texto y material escolar. Además, contempla la capacidad sancionadora de las administraciones educativas y el refuerzo de las vías de colaboración entre la Alta Inspección y la Fiscalía.

Desde la formación de Pablo Iglesias han explicado a Europa Press que no apoyarán tampoco la propuesta 'popular' porque consideran que es una iniciativa "florero", presentada "para evitar que Ciudadanos pase por la derecha". Por su parte, y, a pesar de que se trata de una iniciativa "descafeinada" y una alternativa a su ley, fuentes parlamentarias de Ciudadanos han indicado que su intención sí es apoyar al PP.

A continuación