Zoido celebra las "muchísimas ofertas" para alojar a Policía y Guardia Civil en Cataluña

El barco de Piolín abandona este jueves Barcelona. Los agentes se reubicarán en hoteles y en otro de los navío.

LD / Agencias

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha celebrado las "muchísimas ofertas" llegadas a su departamento desde hoteles de Cataluña para alojar a los policías y guardias civiles que forman parte del despliegue extraordinario de seguridad que el Gobierno desplegó en la región con el objetivo de garantizar la seguridad antes de la celebración del referéndum ilegal independentista del pasado 1 de octubre.

En el acto inaugural del Congreso de AECOC sobre pérdida en la distribución comercial, Zoido se ha referido a preguntas de la prensa al fin del contrato este jueves de uno de los tres ferries, el conocido como 'barco de Piolín', contratado por Interior para alojar a policías y guardias civiles movilizados desde toda la geografía española.

"Uno de los mejores ejemplos", ha dicho, "de que con la aplicación del artículo 155 la normalidad volvió a Cataluña es que tengamos muchísimas ofertas de cadenas hoteleras y de hoteles en particular que se están ofreciendo para el alojamiento tanto de miembros de la Policía Nacional como de la Guardia Civil". Tras el 1-O, algunos agentes sufrieron presiones en sus hoteles de grupos independentistas.

El ministro ha evitado dar detalles concretos por cuestiones operativas y ha insistido en que "de momento no va a haber ningún repliegue". "Lo único que estamos es procediendo a turnos de descanso", ha explicado Zoido, en referencias a las instrucciones recientes de las direcciones generales de la Policía y la Guardia Civil para levantar parcialmente la suspensión de los descansos de la plantilla fija en Cataluña. "Es a lo que tienen derecho", ha insistido.

"Entre los descansos que se vienen produciendo de los distintos efectivos que están allí desplazados y de la redistribución de los efectivos, no es necesaria ya la disponibilidad del barco conocido como 'el Piolín', que ya ha pasado a la historia", ha continuado Zoido, que ha matizado que su salida del Puerto de Barcelona no depende ya del Ministerio.

Zoido ha defendido que los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado "tienen que estar en condiciones dignidad". Fuentes policiales explicaron el pasado martes a Europa Press que, al margen de los turnos de descanso, los 400 policías y guardias civiles alojados en un principio en el 'barco de Piolín' serían reubicados en hoteles de la costa catalana y en otro de los barcos atracados en el puerto de Tarragona, que se desplazaría para ello a Barcelona.

Este miércoles, el Gremio de Hoteles de Barcelona hizo público un informe de los datos de facturaciones en Barcelona, de acuerdo a sus 400 establecimientos asociados, en el que se alertaba de que la facturación había caído una media del 13 por ciento en octubre. Diferentes cadenas hoteleras también han asegurado que, desde las semanas previas al 1-O, se han reducido significativamente las reservas de grupos de turistas y del Imserso.

A continuación