Iglesias pierde pegada parlamentaria tras su descalabro en las encuestas

El líder de Podemos cometía este miércoles varios errores en su pregunta a Mariano Rajoy. 

Míriam Muro

La crisis catalana ha hecho daño a Podemos. Su líder, Pablo Iglesias, no está en su mejor momento. Las encuestas son desfavorables para el partido morado y su forma de enfrentar la crisis catalana les ha traído numerosas críticas internas y externas por su complicidad con el separatismo. A eso se suma ahora que, en los últimos días, Iglesias no vive su mejor momento en los debates parlamentarios. Este miércoles se ha visto una demostración de ello.

Tras verse eclipsado en las últimas semanas por las escenas de los separatistas, especialmente de Gabriel Rufian,Pablo Iglesias no ha tenido su mejor intervención en sesión de control al Gobierno. El líder de Podemos preguntaba a Mariano Rajoy por corrupción evitando así el tema catalán con el que sabía podía salir escaldado. Pero ni con esas salía bien parado. Además, perdía una de las facultades de las que presumía en sus inicios: la capacidad de debatir sin apoyarse en un discurso escrito en un papel.

Iglesias preguntaba a Rajoy qué le parecía que su nombre hubiese sido confirmado "indiciariamente" en esta misma Cámara por el Inspector Jefe de la UDEF "como receptor de cobros ilegales de la caja B de su partido". Y ahí, cometía su primer error ya que el líder del Ejecutivo le contestaba que esa información ya había sido desmentida "en el día de ayer".

Iglesias no ha podido recomponerse y, en vez de responder a Rajoy, ha leído la réplica que llevaba escrita. "Le voy a leer la definición jurídica de prueba indiciaria", anunciaba e insistía en que había quedado "acreditado" que Rajoy "cobró sobresueldos ilegales".

Así, Iglesias cometía unos "fallos", el de leer las respuestas 'precocinadas' y el de no levantar la vista del papel, que han criticado en repetidas ocasiones desde el partido morado.

Segundo error

Pero el líder morado cometía un segundo error este miércoles: ponía a Rajoy en bandeja su respuesta."Ya nos conocemos y calculo que ahora me va a preguntar por Irán y Venezuela. Me voy a permitir adelantarme a sus preguntas", proseguía. "La justicia ha desestimado hasta 14 veces las acusaciones contra nosotros", decía Iglesias lo que facilitaba a Rajoy centrar su respuesta en ese asunto.

"No tenía ninguna intención de hablar de lo que sucedió en el Senado pero, dado que usted se ha empeñado en hacerlo, podía contestar si es verdad, como dijo el señor Riobóo, que pagaba y cobraba en negro", aprovechaba el guante Rajoy. "Siempre me pregunta lo mismo incluso me presentó una moción de censura. Da la sensación de que usted está obsesionado", ironizaba. "Esta forma de hacer oposición no le funciona. Cada vez que viene aquí tiene usted menos apoyos. Acabarán poniéndole a usted la moción de censura", finalizaba entre risas de sus compañeros de bancada el líder del Ejecutivo.

Iglesias no era el único

Poco a poco, Iglesias ha visto cómo se apagaba su protagonismo en la Cámara Baja. Pero no era el único miembro de Unidos Podemos que este miércoles salía mal parado. Si el líder del partido de los círculos no ha preguntado por Cataluña por las posibles consecuencias que esto le podía traer, el que no ha tenido más remedio en centrarse en este tema ha sido el candidato de Ada Colau, Xavier Domènech.

Se dirigía a la vicepresidenta del Gobierno para preguntarle por "las medidas que va adoptar el Gobierno para resolver la situación en que se encuentra actualmente Cataluña". Soraya Sáenz de Santamaría le daba la vuelta y pedía a Domènech que primero explicase cuál era su proyecto. "Yo no me presento a esas elecciones, usted sí, por tanto lo conveniente sería que dijera para qué y para quién piden el voto en Cataluña, qué es lo que usted propone, pero sobre todo lo que se propone, señor Domènech. Es su turno", le ha espetado.

Domènech, que no esperaba que le devolviesen el turno, ha replicado que lo que "no se propone" es construir un bloque "patriota" para gobernar contra una parte de Cataluña. "No venga aquí a hablar de gobierno, cuando a usted sólo le importa meter la cuchara en el gobierno de la Generalidad", pedía la número dos del Ejecutivo. "Habla usted de bandos, pero quieren liderar ustedes el bando independentista", ha concluido la vicepresidenta del Gobierno.

Y a estos "errores" de los dirigentes de Podemos se ha sumado otro de su portavoz adjunta Ione Belarra. En su pregunta al ministro de Energía, Álvaro Nadal, citaba a Manuel Pizarro en su lista de "retiros dorados" del sector eléctrico. Pizarro era presidente de Endesa antes de entrar en política.

A continuación