Mas, al rescate del independentismo en Madrid: "El objetivo sigue siendo el mismo"

En un debate con Montilla, Domènech y Albiol, el expresidente catalán trata de paliar las contradicciones independentistas hablando de "reflexiones".

Esmeralda Ruiz | Mariano Alonso

Después de varias jornadas de contradicciones y vaivenes de los distintos portavoces independentistas a las que este martes se sumaban las declaraciones del exconsejero Toni Comín desde Bruselas, donde afirmó que se ocultaron deliberadamente los aspectos oscuros del proyecto secesionista, el expresidente Artur Mas ha acudido al rescate del desafío rupturista en un debate en el Club Siglo XXI celebrado este martes en Madrid.

En el coloquio, donde también han participado su antecesor José Montilla, así como los candidatos de los Comunes, Xavier Domènech,y del PP, Xavier García Albiol, el hombre que comenzó el proceso independentista hace un lustro, fue tajante: "No confundan ustedes el objetivo con si este objetivo, en este momento, es posible o no. El objetivo sigue plenamente vigente. Se podrá estar de acuerdo, se podrá estar en desacuerdo, podrá gustar más, podrá gustar menos, pero es un objetivo político, compartido en este momento por dos millones de personas en Cataluña. Es un objetivo que dio origen a un Parlamento con mayoría absoluta en septiembre de 2015, por tanto no es una invención o un capricho de cuatro gatos o cuatro locos".

El expresidente admite que el independentismo está en un momento de "reflexión" por las declaraciones de los exconsejeros como Clara Ponsatí o Comín, y volvió a reprochar al Gobierno central que la respuesta siempre sea la de cerrar la puerta al diálogo. Al final de su intervención, Mas también quiso dejar claro que en cualquier caso, él ya no puede responder como presidente:"Yo soy responsable principal de este proceso hasta el 10 de enero de 2016" y admitió, "alguna responsabilidad debí asumir porque pudiendo repetir elecciones, me aparté".

Mas y Montilla coinciden en el origen

Mas coincidió con su antecesor, el socialista José Montilla, en que el origen de todo fue la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de 2010. Una tesis que fue negada tajantemente por García Albiol, quien recordó que en 2011 y 2012 la extinta Convergencia y Unió (CIU) pactó con el PP los Presupuestos catalanes, así como el Gobierno de la Diputación de Barcelona.

Para el líder de los populares catalanes, el origen del desafío secesionista se sitúa cuando el propio Mas sufrió, en 2011, el acoso de los activistas del 15-M en el Parlamento de Cataluña por los recortes presupuestarios de su primer Gobierno.

Albiol recordó, además, una conversación privada con Mas cuando el popular era alcalde de Badalona: "Yo le comenté: 'si te crees que todos estos que han salido a la manifestación del once de septiembre con esteladas te van a votar a ti, estás confundido, votarán a ERC y a la CUP'. El señor Mas me dijo: 'eso ya lo veremos'. Lo vimos y pasó de 62 diputados a 50 diputados".

A continuación