Los niños que sí preocupan a Jordi Évole y los que no

El popular presentador se quejó amargamente por la bandera de España en Clan pero guarda silencio en lo que se refiere a los niños catalanes.

Juanjo Alonso

El presentador de La Sexta ha mostrado recientemente en una entrevista-mitin en Antena 3 su preocupación por la situación que atraviesa Cataluña. No estamos hablando de la privación de libertades a la hora de estudiar en castellano o de rotular tu comercio en español sin ser multado. No. Estamos hablando de su preocupación por el encarcelamiento de los miembros del Gobierno de la Generalidad por saltarse la Constitución española y declarar la independencia de Cataluña.

Jordi Évole también ha mostrado su sensibilidad y preocupación por los niños a los que, según él, los políticos no les dejan en paz. Sobre todo a los niños de toda España que el 12 de octubre del año 2015 tuvieron que sufrir en sus casas la visión de una bandera de España en el canal Clan de la televisión pública española. Es justo recordar el tuit de el Follonero de aquel Día de la Fiesta Nacional.

Aquel lumbreras osó, como hemos dicho, a poner una bandera de España en Clan y Évole pidió que dejaran a los "niños en paz".

Más recientemente, hemos visto casos, muchos de ellos denunciados por Pablo Planas a través de Libertad Digital de lo poco que dejan "en paz" a los niños en la Comunidad Autónoma de la que es nativo Jordi Évole Requena, es decir, Cataluña.

Días antes de que se celebrara el referéndum ilegal del 1 de octubre, pudimos ver cómo conducían a adolescentes de una escuela de Manresa a manifestarse contra la Policía Nacional.

El 4 de octubre de este año, el canal público catalán infantil de TV3 Info-ka emitió un programa especial sobre lo sucedido durante ese referéndum ilegal del 1-O. No explicaba que habían ido a votar en un plebiscito prohibido por la justicia española y que no tendría ningún valor, como así se ha podido constatar a posteriori, sino la actuación de la Policía Nacional, la Guardia Civil y los héroes de los Mossos d'Esquadra. En dicho programa se podía ver cómo ocultaron las urnas, cómo ocuparon los colegios con acampadas nocturnas y dieron su versión sobre la actuación de Policía y Guardia Civil en contraposición a la de los Mossos.

El 28 de ese mismo mes la Asamblea Nacional Catalana organizó un "taller de resistencia pacífica" en el parque de la España industrial, en Barcelona. En el cartel se indica que la actividad está "dirigida a personas interesadas en mejorar las capacidades de acción no violenta" y "especialmente a grupos organizados". La ilustración aparecen unos críos sonrientes acompañados de una anciana que empujan un muro formado por el número 155.

También se ha denunciado desde este medio que los Comités de Defensa de la República usen niños como escudos humanos para cortar carreteras el día de la fracasada huelga general en Cataluña del 8-N.

O el mural en una escuela catalana en el que se explicaba lo que para ellos era la aplicación del artículo 155. Ese 155 es una grúa para demoler el edificio de la "escuela catalana" y sintetiza lo que ya pasa de adoctrinamiento para entrar en la categoría del amaestramiento. Rajoy y Pedro Sánchez están montados en la demoledora. Rivera, con la lengua fuera, es un perro atado a la grúa. En el fortín de la escuela catalana un maestro corta con una gran hoz la cadena de la bola.

Ese mismo día LD publicó un vídeo sobre las actividades extraescolares en Cataluña con niños portando una pancarta a favor de la independencia y gritando libertad para los exmiembros de la Generalidad y los Jordis que están en la cárcel.

Continuamos. Este fin de semana el Ayuntamiento de Amposta organiza la sexta edición de Expoclick. En ella se pueden ver escenarios recreados con los populares muñecos y que van a ser visitadas por numerosos niños. Éstos podrán ver una manifestación de clicks independentistas pidiendo la libertad de los que están encarcelados. Los niños podrán ver a decenas de muñecos con carteles separatistas, un cuartel de bomberos, una furgoneta policial empapelada con pegatinas y pancartas en los edificios pidiendo libertad para los políticos presos y con la palabra "democràcia!".

Y para rizar el rizo, de nuevo el canal infantil de TV3 explicó a los niños "qué son presos políticos". En tres minutos se explica que los presos políticos son aquellas personas que están en prisión por defender sus ideas, ideas diferentes a las que tienen los que gobiernan. No obstante, también dice que hay mucha gente que no cree que sean presos políticos, sino que deben estar en prisión porque han cometido "una serie de delitos" que consideran muy graves.

Después de ver estos pocos ejemplos de lo que se hace con los niños en Cataluña, tenemos que mostrar nuestro total acuerdo con el tuit de Jordi Évole: "Dejen a los niños en paz". ¿Estará de acuerdo el citado presentador?

A continuación