Indignación con Millo: los sindicatos de la Policía exigirán su dimisión

Las asociaciones de la Guardia Civil también han mostrado su rechazo: "Los que tienen que pedir perdón son los que están fuera la ley".

LD / Agencias

Los sindicatos policiales han pedido la dimisión del delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, tras pedir perdón por la actuación durante el referéndum ilegal del 1 de octubre. Según ellos, si hubo cargas fue por la "inacción" de los Mossos d'Esquadra y por la falta de anticipación en las órdenes recibidas para cumplir con el mandato judicial de precintar los centros de votación.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz del SUP, Ramón Cosío, ha anunciado que los cinco sindicatos con representación en el Consejo de la Policía (los otros cuatro son CEP, UFP, SPP y ASP) solicitarán la dimisión del delegado del Gobierno tras pedir disculpas por los heridos y las consecuencias de las cargas policiales. Su actuación, sostiene, "fue ajustada a derecho como en otros cientos de ocasiones".

Millo ha responsabilizado al Gobierno catalán por incentivar el voto el 1-O a pesar de que el Tribunal Constitucional había declarado ilegal el referéndum. Sin embargo, los sindicatos policiales consideran que habría que sumar a los Mossos, "por no cumplir con la orden precisa de precintar los colegios e impedir que se votara".

Acto seguido, también han señalado a los responsables políticos que coordinaron el despliegue de la Policía Nacional y la Guardia Civil una vez que "falló" la policía autonómica. "No supieron anticiparse para que los compañeros de la Policía y la Guardia Civil evitaran la imagen, nunca deseada, de cargar contra las personas que se habían agolpado en los colegios, organizándose para evitar que se cumpliera la orden judicial", han explicado los sindicatos.

"Lo que tendría que hacer Millo y el resto de cargos políticos es pedir cuentas por la tardanza en el despliegue de los nuestros", insisten. Las organizaciones profesionales también están muy molestas con el PSC: "Pedimos al PSOE que repruebe a los socialistas catalanes por su equidistancia", ha señalado Cosío.

En una entrevista en TV3, Millo ha sostenido esta mañana que de los 2,3 millones que votaron en el referéndum sólo una está hospitalizada. "Se habría evitado sólo con que el presidente de la Generalitat hubiese pedido no ocupar los colegios", ha sostenido. Al término del Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha respaldado al delegado: "Lo que haya dicho, bien dicho está. Si hubo incidentes y personas que resultaron perjudicadas, evidentemente todos lo sentimos".

Las asociaciones de guardias civiles tampoco comparten las palabras del delegado del Gobierno. Una de las más críticas ha sido APROGC: "Consideramos que no hay que pedir perdón por la actuación de Policía y Guardia Civil para hacer cumplir la ley". "En los países democráticos", han señalado en Twitter, "los que tienen que pedir perdón son los que están fuera la ley, no los que la cumplen".

A continuación