Play

La aberrante explicación del 1-O a los niños en TV3

Info K, informativo dirigido a los niños en TV3, dedicó el programa del lunes a adoctrinar a los pequeños sin disimulo sobre lo ocurrido el 1-O.

Libertad Digital

TV 3 emite todos los días a las 19:30 un informativo dirigido a los niños: Info K. El programa del lunes estuvo dedicado a la jornada de votación ilegal: en él, se dio una versión edulcorada y falsa del 1-O, incluyendo críticas a la actuación de la Policía y alabanzas a los Mossos.

El vídeo, publicado por El Mundo, arranca con los preparativos para la votación el día previo, enfatizando cómo se burló a las fuerzas de seguridad escondiendo los "tesoros" que iban a facilitar la votación: las urnas y las papeletas. En un tono infantil, la locutora presenta como una aventura la labor de escondite de las urnas –en maleteros, en casas particulares...– en la que los organizadores aparecen retratados como héroes mientras que los agentes encargados de localizarlas se convierten en villanos.

El material, continúa, llegó a los colegios "como en una peli": con llamadas, secretismo… También se alude a cómo se trató de mantener los colegios abiertos, apelando directamente a los niños al hablarles de las actividades planificadas "en vuestras escuelas". En las imágenes, aparecen familias montando tiendas y niños jugando en los centros.

En el relato de la jornada de votación, se menciona a Puigdemont y su cambio de coche y luego se alude a la actuación policial: dice la locutora que tanto los Mossos como la policía nacional tenían orden del gobierno de impedir la votación, pero"se acató de forma muy distinta". "Los Mossos fueron a algunos lugares pero no se enfrentaron a la gente", dice la presentadora, que añade que en algunos lugares les agradecieron su papel mientras aparece gente aplaudiendo a los agentes.

Sobre la Policía "española", dice que "utilizaron la fuerza" y celebran cómo la gente, a pesar de ello, hacía "lo que hiciera falta" para que la votación continuara. Los agentes actuaron, añade, "con mucha violencia" en algunos lugares, entre imágenes de cargas policiales.

El relato presentado casi como un cuento acaba con final feliz: el recuento y los vítores en la calle. No olvidan incluir a otro político, Soraya Sáenz de Santamaría, presentándola como la persona que ordenó la actuación policial.

A continuación