Interior intensifica los controles en la frontera con Francia

Además, investiga si la autoría intelectual de los atentados proviene de Marruecos o de Francia.

LD/Agencias

Los investigadores están tratando de determinar la autoría intelectual de los atentados cometidos el pasado jueves en Barcelona y Cambrils y no descartan que se hubieran preparado en Marruecos o en Francia, dada la vinculación de los terroristas con el país alauí y de alguno de ellos con el país vecino, según fuentes policiales.

Las Fuerzas de Seguridad coinciden en señalar lo jóvenes que eran los terroristas, por lo que no se descarta que el autor intelectual sea alguien de mayor edad o con algún ascendente sobre ellos.

Además, el Ministerio del Interior ha emitido esta mañana un oficio, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que se ordena intensificar los controles policiales en la "zona fronteriza hispano-francesa" así como otro conjunto de actuaciones para extremar las medidas correspondientes al nivel 4 del Plan de Prevención Antiterrorista.

El citado oficio, firmado por el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, se ha emitido después de la reunión de la Mesa de Valoración de la alerta antiterrorista, en la que se ha acordado mantener el nivel 4, pero reforzando las medidas.

Además, el Ministerio pide a la Policía que se intensifiquen los controles aleatorios de personas y vehículos en lugares de máxima aglomeración de personas. Y la orden es que se preste "especial atención a plazas, paseos marítimos, calles peatonales, etc..." al tiempo que se incremente la presencia de vehículos policiales en "puntos estratégicos" de esas zonas, como entradas, salidas o intersecciones.

También se pide establecer dispositivos de seguridad específicos y reforzados en todos aquellos lugares en los que se produzca una elevada concentración de personas, "poniendo especial énfasis en zonas de afluencia turística".

A ellos, añaden la orden de reforzar los dispositivos específicos de reacción tendentes a reducir el impacto y/o continuidad de posibles acciones terroristas.

El Ministerio del Interior vuelve a reiterar la recomendación que dio en el oficio de diciembre, cuando pidió a los ayuntamientos que instalaran bolardos o maceteros de gran tamaño en las zonas peatonales concurridas. En esta ocasión no precisa qué tipo de obstáculo pero señala globalmente que se valore la instalación de "medidas pasivas de seguridad".

Y hace esta recomendación en el marco de un incremento de los cauces de colaboración con las Policías Locales, con el fin de incorporar, dentro de sus competencias, las capacidades de estos Cuerpos policiales al desarrollo de las medidas recogidas en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista.

En este contexto, recomienda promover reuniones de las Juntas Locales de Seguridad en las que se lleve a cabo un análisis de los riesgos que permita valorar la instalación de medidas pasivas de seguridad.

El secretario de Estado de Seguridad recuerda, en este oficio, que los atentados ocurridos en Cataluña ponen en evidencia "la gravedad que la amenaza terrorista supone contra la seguridad colectiva" y por ello, la necesidad de extremar las medidas de prevención y reacción frente a ataques de esta naturaleza.

Y expone que este tipo de atentados mediante atropello masivo de personas en la vía pública, pone de manifiesto que sus autores eligen como objetivos, entornos urbanos especialmente vulnerables por la presencia masiva de ciudadanos españoles y extranjeros.

A continuación