La debacle del PDeCat haría que el secesionismo perdiese la mayoría en Cataluña

Junqueras se convertiría en el líder indiscutible del separatismo tras la debacle de la antigua Convergencia y las CUP.

Libertad Digital

Una encuesta de NC Report para La Razón publicada este martes muestra que, de celebrarse hoy elecciones autonómicas en Cataluña, el PDeCAT sería la tercera fuerza en el Parlamento regional con 19 escaños: en los últimos comicios en las que la antigua Convergencia se presentó con sus propias siglas, Artur Mas obtuvo 50. Así, del 1.116.000 catalanes que votó a Mas en 2012, ahora sólo lo harían 537.000.

El estudio –hecho entre el 4 y el 11 de agosto, con una muestra de 1.255 entrevistas- muestra que la debacle del PDeCAT encumbra a ERC, que subiría hasta los 40 escaños y situaría a Oriol Junqueras a un paso de presidir la Generalidad. De 498.000 votos, los separatistas de izquierdas pasarían a tener 923.000. Además, los antisistema de la CUP perderían 86.000 votos y tres escaños, quedándose con 7 diputados en el nuevo Parlamento regional.

Así, si en los anteriores comicios, el separatismo conseguía 72 escaños (62 de Juntos por el Sí más 10 de las CUP), hoy, según el estudio de NC Report, conseguiría seis menos, dejándose la mayoría absoluta en la Cámara catalana.

Ciudadanos revalidaría su estatus de segunda fuerza política en Cataluña, aunque perdería 60.000 votos y un escaño: según la encuesta, los de Arrimadas lograrían 676.000 votos (17,5%) y 24 escaños. El PSC conseguiría un diputado más (17) y recabarían el 13,9% de las papeletas, un 1,2% más que en las autonómicas de 2015. Por su parte, el PP conseguiría otro escaño más, llegando hasta los 16 y con el 12,1% de los sufragios.

En la extrema izquierda, Catalunya Sí que es Pot conseguiría cinco escaños más que en 2015 y llegaría a los 16, quedándose a tan sólo uno del PSC.

A continuación