La "ira contra los turistas" asombra en Alemania y Reino Unido

Las juventudes de la CUP han logrado uno de sus objetivos: que la violencia contra los turistas tengan repercusión internacional en pleno agosto.

Libertad Digital

El ataque a un autobús turístico, los destrozos en bicicletas públicas, lo ocurrido en el puerto de Palma e incluso otros ataques a hoteles que en su día pasaron inadvertidos han saltado ya a la prensa internacional, especialmente en aquellos países que tienen España entre sus destinos predilectos.

Especial eco han tenido en Reino Unido, país natal de uno de los turistas que viajaba en el autobús atacado por la CUP. El Daily Mail recogió las declaraciones de Andrew Carey, un galés que estaba en la parte superior del autobús cuando ocurrió todo y que dice que estaba seguro de que "iba a morir". Según contó, pensó en un ataque terrorista y que los encapuchados iban armados con cuchillos. Sus declaraciones saltaron de los tabloides británicos a otros países, como Alemania, que se han hecho eco de los momentos de pánico vividos por los turistas -entre los que había niños- y publican diversas informaciones, más o menos críticas, con lo que está ocurriendo en Barcelona.

Der Spiegel, por ejemplo, subraya cómo los jóvenes de las CUP han avisado de que sus actos "irán a más" y recogen los testimonios de los viajeros. El Süddeutsche Zeitung destaca cómo el número de turistas en Barcelona se ha multiplicado en los últimos años y cómo lo han hecho también los beneficios, generando "cientos de miles de trabajos" y hasta el 15% de la riqueza de la ciudad. Al mismo tiempo, habla de "alternativas" al turismo masivo y de rutas que algunos guías están ideando evitando las Ramblas y otras zonas más masificadas.

Die Welt también dedica un amplio reportaje al asunto centrándose más en el punto de vista de los empresarios y hablando de las trabas que se están poniendo al turismo desde el consistorio. Sobre esto, destaca la moratoria para las licencias de hoteles y cómo se han visto paralizados algunos proyectos de hoteles de cinco estrellas, precisamente los que, según la patronal, más necesita la ciudad y que traerían un turismo de calidad: "Barcelona tiene mucho margen para crecer en el turismo del lujo", defienden.

Periódicos más locales también se hacen eco de lo que ocurre en Barcelona, varios de ellos recogiendo declaraciones de miembros de la CUP justificando lo que está pasando y hablando de la "violencia" que, a su juicio, supone el turismo masivo en la ciudad.

A continuación