La terrorífica experiencia de los pasajeros del bus atacado por la CUP

La dictadura de Maduro amenaza con convertirse en la pesadilla de Podemos y amargarle el verano a Pablo Iglesias.

Pilar Díez

El Mundo: "Maduro rapta a los líderes opositores tras la farsa de la negociación". Los sacaron de madrugada y se los llevaron a rastras en pijama. ¿Les suena de algo estas prácticas al aspirante a caudillo Iglesias y su banda? Dice el periódico que dirige Francisco Rosell que "Caracas vive una auténtica dictadura" y que el chavismo "ha optado por la huida hacia adelante". Y en Cataluña sigue la polémica por el acoso de los cuperos a los turistas. "La CUP alienta la turismofobia apoyando el vandalismo en Barcelona". Dice Rosell que "hay que ser un completo irresponsable para boicotear una arteria económica imprescindible para Barcelona", ciudad sin ley. "Se trata de unas muestras de violencia intolerables", dice, y critica la "tibieza impropia de su cargo" de Colau con los "actos de vandalismo de los cachorros de la CUP". "Colau debe entender que el turismo no solo es una de las principales fuentes de riqueza de la capital catalana sino que no se puede vacilar en la respuesta a grupos que recurren a la violencia para defender sus ideas". A no ser que a la alcaldesa le corroa la envidia por no haber podido participar en el ataque cuchillo en mano, que todo es posible en esa casa de locos en la que se ha convertido Cataluña.

El País dice que "Maduro endurece la represión tras el golpe de la Constituyente". "¡Dictadura!", grita Ibsen Martínez. El "sanguinario bigotazos" ha convertido Venezuela en una "dictadura narcomilitar", clama. "Con un país decidido a luchar por sus libertades, aún en las desiguales condiciones en que lo ha planteado la satrapía militar chavista, y un clima internacional cada vez más irrespirable para él, está claro que Maduro deberá dejar el poder en un plazo todavía indefinido pero inexorable". Y mientras, "Podemos critica al Gobierno del PP y evita reprobar las detenciones". Va a tener razón Santiago Navajas: "Venezuela será la tumba de Podemos".

ABC dice que "el chavismo vuelve a encarcelar a los dos principales líderes opositores". Dice el editorial que "causa sonrojo que incluso en estas circunstancias haya en España líderes políticos que puedan exponer libremente sus ideas bajo el cobijo de la democracia y que sigan defendiendo a una dictadura que ha asesinado ya a más de un centenar de personas y que desoye el clamor de los venezolanos, pidiendo libertad. Las dávidas que recibieron del chavismo revolucionario para ayudarles a construir una fuerza política deben hacerles sentir incómodos en estos momentos". ¿Incómodos? Pues yo les veo tan sobrados, prepotentes, arrogantes y desdeñosos como siempre. "El mundo debe hacer todo lo posible para acabar cuanto antes con Maduro". ¿Y con nuestros Maduritos qué hacemos?

La Razón dice que "Maduro exhibe su suprapoder y encarcela a López y Ledezma". Dice el editorial que ha quedado claro que "cualquier intento de mantener en las calles las protestas contra la deriva totalitaria del régimen será ahogado en sangre, como ha advertido sin tapujos el presidente Maduro". Así las cosas, cosas "la única salida aceptable para Venezuela es la convocatoria de unas elecciones presidenciales libres". Bravo Marhuenda, pedazo de idea, hala, díselo a Maduro.

La Vanguardia cuenta que "el asalto al bus turístico llega a la prensa británica". Lógico, menudo susto. "Los pasajeros temieron por sus vidas" y "creyeron ser víctimas de una acción terrorista". Pues lo que era. Una victoria para los batasunos de la CUP, esos no vuelven por allí ni atados.

A continuación