La venganza de Soraya tras el fin de su idilio político con Junqueras

La muerte de Blesa conmociona a la prensa, pero ni eso desvía la atención sobre Cataluña.

Pilar Díez

El Mundo dice que "la Generalitat garantiza que los Mossos no cumplirán la ley" y "permitirán votar en el referéndum ilegal". Así que Turull aconseja a los "tiquismiquis que se cojan excedencia". Mejor una baja por depresión, que así cobran y motivos tienen. Dice Teodoro León Gross que "cuando hay que recurrir a tipos duros o descerebrados" como Pere Soler es que la cosa va mal. "No han buscado a un fino estilista, sino a un patán con pocos escrúpulos". ¿Pero es que queda algún fino estilista en Cataluña? Sobre la muerte de Blesa, un titular desafortunado. "Hallan muerto con un tiro en el pecho a Blesa, símbolo del saqueo de las cajas". Sobra la segunda parte, no es elegante cebarse con un muerto.

El País se limita a decir: "El banquero Miguel Blessa, hallado muerto con un tiro en pecho". Cuenta Íñigo de Barrón que "Blesa no podía ir a restaurantes o comercios sin percibir animadversión o recibir algún insulto. Para evitar ser reconocido se había dejado barba y usaba gafas de sol". Un poco peliculero todo. Luz Sánchez Mellado se pone trascendental. "¿Cuál fue el detonante de Blesa? ¿Un disgusto amoroso, unas pruebas aciagas, un ataque de honor, un ahí te quedas, mundo amargo, y los demás que arreen? Qué sabe nadie qué piensa uno en el instante supremo en el que decide sobre su vida, aunque sea quitársela y dejarles el muerto a los suyos". Debería ser obligatorio dejar una nota. Sobre Cataluña dice que "el Gobierno intenta concentrar la responsabilidad en Junqueras". "La Moncloa concede máxima importancia a la inhabilitación del vicepresidente catalán tras haber asumido el mando de la consulta". Suena a rabieta de despechado. ¿Es el fin del idilio político entre Soraya y Junqueras? ¿Se ha sentido la vice engañada por el independentista radical que la había encandilado y va a por él?

ABC desvela que "Blesa preparó su suicido con absoluta sangre fría". Isabel San Sebastián que se vaya preparando para la sarta de insultos que le van a caer por su columna. "La trágica muerte de Blesa debería provocar una honda reflexión colectiva sobre el alcance del linchamiento que sufren determinadas personas convertidas en blanco de ciertos medios de comunicación, siempre los mismos, tan sectarios como faltos de escrúpulos. Sobre el grado de barbarie reflejado en los abucheos, salivazos e insultos, cada vez más habituales a la salida de los juzgados, las puertas de domicilios particulares o cualquier otro lugar público. Desahogos medievales dirigidos siempre contra los chivos expiatorios destinados al sacrificio por unos cuantos comunicadores y sus amigos salvapatrias, autoproclamados azotes de la casta corrupta". ¿Soy muy suspicaz o está hablando de Ferreras y Podemos? "Blesa había sido juzgado, sentenciado y amarrado a la picota en los programas de televisión dedicados al linchamiento implacable de cualquier investigado susceptible de ser relacionado con el PP". Pues sí, todo señala a Al Rojo Vivo, programa dedicado a la tortura sistemática de peperos y su entorno. "Uno de los más señalados para el escarnio por esos guardianes de la pureza que se lucran, económica y profesionalmente, de convertir sus plataformas informativas en auténticos circos romanos donde su pulgar, y sólo su pulgar, es el que abre o cierra la jaula donde aguardan las fieras hambrientas". Corrígeme si me equivoco, Isabel pero estoy convencida, le has dedicado la columna a La Sexta y su jefe Ferreras. Todo concuerda, las ranitas de Aguirre, la nariz de Soria, el acoso diario a todos los miembros del PP, la ocultación de los desmanes de Podemos cuando no su encendida defensa de su nepotismo o sus imputados. No me lo discutas.

La Razón dice que "Rajoy evitará tomar el control de los Mossos". ¡Qué sorpresa! Rajoy evitando tomar decisiones difíciles. Marhuenda exige a Mas que pague "con su patrimonio" y no vaya mendigando a los catalanes, que más de la mitad no le quieren ver ni en pintura. Mientras, David del Cura mira más allá del 1-O. "La cuestión es qué pasará cuando se baje el telón, cuando la población asuma que esta guerra de los mundos también ha sido un ficción. Cuando se ha prometido el paraíso con todos sus avíos y queda la frustración y la desafección. La ruptura de la convivencia, la quiebra de los espacios políticos y el relato de odio tienen unos responsables". Pues nada David, qué va a pasar, que aplaudirán y se irán a casa. Lo mismo hasta contentos de que sólo sea una película de terror. Como despertar de una pesadilla.

A continuación