C's Andalucía: entre crisis interna, irregularidades y el problema del PSOE

Marín advierte a Susana Díaz que pueden dejar de apoyarla e insinúa que les ha perjudicado.

Pedro de Tena (Sevilla)

Ciudadanos en Andalucía, que dirige Juan Marín y su equipo más íntimo, afronta esta semana la crisis interna que ha provocado la disidencia de su diputada malagueña en el Parlamento andaluz, María del Carmen Prieto. De hecho, la Comisión de Régimen Disciplinario de C's ha acordado suspender cautelarmente de militancia a la diputada, decisión que tiene efecto desde hoy, tras haberla relevado de sus portavocías parlamentarias y otras funciones con la argumentación de que faltaba mucho a las reuniones. Prieto ha prometido cumplida respuesta el próximo domingo, en que dará a conocer decisiones importantes a los medios de comunicación.

Ahora el núcleo duro de Marín añade otros motivos, como la lejanía de Prieto de los valores y principios éticos de la formación, pero insiste en que la disidente no da ejemplo por sus ausencias reiteradas de reuniones y comisiones parlamentarias, que la alejan, concreta Europa Press, "de la responsabilidad y buen hacer".

Mª Carmen Prieto, con la que habló extensamente Libertad Digital al principio de la crisis, tiene ahora un periodo de diez días para presentar alegaciones ante dicho órgano nacional. Si finalmente Madrid, como es previsible, acepta los criterios de Juan Marín, Ciudadanos puede expulsarla del partido y tratar de que Prieto entregue su acta de diputada. De momento, la diputada ha informado a Libertad Digital de que el próximo domingo tendrá un encuentro con la prensa para informarle de sus decisiones, entre las que no contempla el abandono de su acta parlamentaria.

Si María del Carmen Prieto, consciente de que no repetirá como diputada nunca más en las filas de Ciudadanos, puede optar por pasar al grupo Mixto y hacer descender el grupo de Ciudadanos de nueve a ocho diputados, lo que haría que el pacto Susana Díaz-Juan Marín se salvara por un solo diputado.

Actualmente, en los plenos parlamentarios dispone de los 47 escaños del PSOE y los 9 de Ciudadanos, esto es, de 56 votos, una mayoría absoluta consistente sobre el total de 109 escaños. A partir de ahora, y de confirmarse la salida de Prieto, la mayoría quedaría en la mínima posible, 55 escaños. Cualquier accidente, enfermedad o circunstancia inesperada podría alterar la estabilidad andaluza.

Primeras irregularidades de Ciudadanos en Andalucía

Tres son los focos esenciales de irregularidad que sufren ya Ciudadanos en Andalucía. Al principio de este mes de marzo se conoció, por medio de una grabación hecha pública, que el subdelegado territorial de Ciudadanos en Andalucía, Eugenio Rodríguez, hombre de confianza del concuñado de Juan Marín, Manuel Buzón, instruía a los correligionarios sobre cómo contratar personal para el partido con el dinero de las arcas municipales. Poco después fue forzado a dimitir.

Recuérdese que el único alcalde conseguido por Ciudadanos en Andalucía fue José María Fernández, ex alcalde ya de Espartinas (Sevilla).A los pocos días de su toma de posesión fue acusado de irregularidades en las contrataciones municipales con fondos de la Junta de Andalucía, por las que resultó imputado penalmente. Aunque adujo que todo era debido a errores administrativos, Ciudadanos le obligó a dimitir.

En Bormujos (Sevilla), igualmente se apreciaron irregularidades. En Bormujos se alertó en 2016 de las "irregularidades" que se estaban produciendo en el municipio según las cuales el portavoz de C’s en el Ayuntamiento y candidato en las últimas elecciones, Manuel Romero, pagó a nombre de su empresa Tengo Entradas SL más de 2.000 euros de la última campaña de las elecciones municipales, a pesar de que se trataba de servicios puramente electorales como cartelería o la instalación de una carpa.

Además de otras menores, el asunto de más calado se da en Almería, donde Ciudadanos aparece vinculado, si bien indirectamente, a las empresas de Gabriel Amat, presidente del PP de Almería y alcalde de Roquetas, además de presidente de la Diputación. En un informe de Confidencial Andaluz se expone, y no ha sido desmentido, que un socio del diputado y concejal de Ciudadanos en Roquetas de Mar, Diego Clemente está conectado con grupos empresariales vinculados a la Trama Amat que investiga la Justicia.

Además, en el grupo DIALCON S.A. aparece Antonio Bosquet Daza, tío de la parlamentaria andaluza, por la formación de Ciudadanos en Almería, Marta Bosquet Aznar y, a su vez, tío de la primera esposa de D. Luis Rogelio Rodríguez- Comendador Pérez, Exalcalde del PP en el Ayuntamiento de Almería y actualmente Senador por la circunscripción.

Recuérdese que Amat gobierna en Roquetas con el apoyo de Miguel Cazorla, el hombre de Manuel Buzón en la provincia de Almería.

La marcha de Susana Díaz y Ciudadanos

En la última comparecencia de Juan Marín, el líder de Ciudadanos llegó a insinuar que el apoyo que han prestado a la estabilidad andaluza con su apoyo al gobierno de Susana Díaz, le había sido muy dañino. Por ello, llegó a amenazar a la lideresa ascendente con retirarle su confianza si no se producen cambios esenciales.

Marín ya dijo que, si finalmente Susana Díaz era elegida como nueva secretaria general del PSOE, no veía inconveniente alguno en que siguiera ejerciendo simultáneamente como presidenta de la Junta de Andalucía En otro caso, advirtió, habría que replantearse el pacto que asegura la estabilidad actual.

Naturalmente, cada vez que un distanciamiento se detecta entre PSOE y Ciudadanos, por leve que sea, el PP andaluz anima sus esperanzas de alianza con Juan Marín, única posibilidad de gobierno si Juanma Moreno gana las elecciones andaluzas, al menos por un voto, y Ciudadanos suma el número de escaños suficiente.

Aunque quedan dos años para las elecciones andaluzas si se cumplen los plazos legales, cabe la posibilidad de un adelanto electoral. Por ello, Juan Marín dejó caer que podría sustentar a un hipotético Gobierno del PP si Juanma Moreno gana las elecciones. La razón aducida es que el gobierno andaluz va a "paso de tortuga" y que Andalucía no puede ir al ritmo que el PSOE impone debido a su gran crisis interna.

A continuación