Play

Podemos edulcora su crisis: lacrimógeno vídeo de Iglesias y manifiesto por "los abrazos"

Iglesias lanza un vídeo en el que una señora dice que él debe ser, "indiscutiblemente, el líder". El texto del "abrazo" está cargado de cursilería.

Libertad Digital

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha publicado un vídeo en su cuenta de Twitter pidiendo perdón a los militantes por hacerles pasar "vergüenza" tras los últimos enfrentamientos públicos entre pablistas y errejonistas.

El líder podemita, envuelto en una melodía triste, introduce el audio de WhatsApp de Teresa Torres Peral, conocida como la abuela de Podemos, quien dice: "Cómo me gustaría conoceros, poder hablar con Íñigo, con Alberto y con este otro chico anticapitalista, que no sé cómo se llama". La señora declara: "Tenéis un lío, que yo no lo comprendo, con tanto problema que tenemos en este país". Y añade: "Podéis coger lo mejor de cada programa, lo que más sentido común tenga entre todos. Indiscutiblemente, Pablo Iglesias, el líder. Es el que tiene la fuerza".

Después, Iglesias introduce otro audio de Torres: "Si no te ayudan los demás, y tira cada uno por su lado, esto va a ser una jaula de grillos".

Acto seguido, el secretario general de Podemos lee una epístola dirigida a las bases: "Me he decidido a escribir una carta a los inscritos e inscritas, que es una forma de pedirles perdón a ellos y ellas". "Perdonadme, sé que os estamos avergonzando. (…) Creo que todavía podemos parar esta espiral de torpeza y tengo la obligación de intentarlo", afirma.

Tras recibir ayer un mensaje de Teresa Torres, la abuela de Podemos, he querido responderle. A ella y a vosotr@s, y pediros perdón. pic.twitter.com/Plp81m8ONO

— Pablo Iglesias (@Pablo_Iglesias_) 28 de diciembre de 2016

El abrazo más cursi

Por otro lado, un centenar de militantes y simpatizantes de Podemos ha publicado un manifiesto titulado "El abrazo", texto en el que piden superar las facciones internas y evitar una especie de guerra civil en el congreso Vistalegre II.

El texto, suscrito por, entre otros, Carlos Fernández Liria o Santiago Alba Rico, está infestado de cursilería: "No tenemos derecho a olvidar la fraternidad entre compañeros y compañeras, ni nos podemos permitir que el campo de la esperanza sea a la vez un campo de batalla entre facciones. Tenemos derecho a ser ingenuos en nuestra organización".

El manifiesto pide verter "toda la inteligencia política, toda la astucia" en el "combate contra los poderosos que están saqueando nuestra patria". Dice que la formación nació de un "parto prematuro, azuzado por las urgencias de la Historia, como un gigante imaginario de pies de barro en su articulación social" y que "hay que esforzarse en una dinámica constituyente, que consiste, como no puede ser de otra forma, en ganar todos perdiendo también todos un poco".

El texto señala que "es la hora de los consensos sin urgencias ni órdagos, de la reconciliación con autocrítica, del trabajo colectivo y fraternal para armar un instrumento verdaderamente a la altura del momento histórico". "Si unos ganan y otros pierden y no se abre la posibilidad del acuerdo constituyente, Podemos vivirá, como ha sucedido hasta el momento, en permanente crisis interna", reconocen.

Así, los firmantes quieren que la II Asamblea Ciudadana Estatal sea "recordada como la del abrazo". "Tenemos que asistir a la escenificación del abrazo (…). Necesitamos volver a sonreír, a encarnar la esperanza que tanta gente de todo el planeta ha puesto en nosotros y nosotras en estas circunstancias turbias y desalentadoras", terminan.

A continuación