Zoido propone "normalizar la paz" sólo cuando ETA se rinda y entregue las armas

Quiere modificar el régimen de personal de Policía y Guardia Civil para mejorar la vida de los agentes.

J. Arias Borque

Consenso y mano tendida a los principales partidos de la oposición para llegar a acuerdos de Estado. Ése es el mensaje que ha lanzado este miércoles el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en su primera comparecencia ante la comisión de Interior del Congreso de los Diputados.

El ministro lo ha denominado como una "Política de Seguridad Nacional de la Concordia" y como primer plato del menú puso sobre la mesa la ley de Seguridad Ciudadana, utilizada desde su aprobación por la oposición para azotar al Gobierno y que califican de manera despectiva como 'ley mordaza'.

Tras destacar sus valores más positivos, se ha mostrado tajante: "no quiero decir que no piense que esta ley se puede mejorar. Todo es mejorable", sentenciando así a ser modificada a una ley que la oposición en pleno apuesta de boquilla por derogar, aunque en verdad solo quieren modificar sus puntos polémicos, algo que les ha servido en bandeja el ministro.

"Una cosa es introducir modificaciones en la ley y otra muy diferente su derogación, que como ustedes saben generaría un vacío normativo de imprevisibles efectos", ha dicho Zoido. Una victoria inicial de una oposición que jamás ha pensado de verdad en dejar sin regulación la expedición de DNis o pasaportes, o la normativa en materia de armas o explosivos.

Junto a la ley de Seguridad Ciudadana, también se ha manifestado partidario de reformar con consenso otras leyes como la de Ley General Penitenciaria, la Ley de Seguridad Privada, el reglamento de seguridad vial y el reglamento penitenciario.

ETA y sus víctimas también han tenido su espacio. El ministro ha mostrado su esperanza en que esta legislatura sea la del "final definitivo de ETA". "Unámonos para que ETA y su entorno no tengan más atajos, no usen más trampas, no sigan amparándose en el engaño: rendición definitiva, entrega de las armas y perdón a las víctimas. A partir de ahí, a normalizar la paz, ahí también nos tendrían a mí y a mi equipo", ha continuado.

En relación a las víctimas, a las que ha calificado como "uno de los compromisos perpetuos que motivan mi presencia en el servicio público", ha anunciado mejoras normativas, potenciar el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, crear un Centro Memorial para las Víctimas del Yihadismo, y desarrollar un proyecto educativo para sensibilizar a niños y jóvenes.

Y del terrorismo autóctono al yihadista, del que ha dicho que es "la mayor amenaza a la que nos enfrentamos en todas las sociedades que queremos vivir en paz y libertad". "No podemos bajar la guardia, nadie puede hacerlo', ha advertido.

Zoido se ha felicitado por la excelente adaptación que han tenido las unidades especialistas en la lucha contra ETA a la lucha contra el yihadismo, pero se ha mostrado partidario de que esa adaptación llegue ahora al resto de unidades, como las de seguridad ciudadana o los servicios de prevención y protección.

También ha tenido palabras para los miembros de las Fuerzas de Seguridad: "Ellos son los grandes responsables de que en nuestro país haya seguridad y libertades, ellos también son personas y, como tales, deben ser tratados. Nuestra misión debe ser mejorar las condiciones laborales y de vida de estos ejemplares servidores públicos".

Ha anunciado que se va a trabajar en el desarrollo reglamentario de la ley de régimen de personal de la Policía Nacional y la propia de la Guardia Civil. También en medidas para garantizar la seguridad de los funcionarios de prisiones en el interior de los centros penitenciarios.

A continuación