La señora Puigdemont, preparada para visitar a su marido en la cárcel

Pilar Rahola entrevista a Marcela Topor en TV3. La "primera dama" de Cataluña afirma no tener miedo a una posible imputación de su esposo.

Pablo Planas (Barcelona)

Entrevista masaje en TV3 a la esposa del presidente de la Generalidad, Marcela Topor, originaria de Rumanía y que exhibió un catalán más que correcto. Nivel C, apuntó Topor, el necesario para trabajar para la Generalidad. La encargada del enjabonamiento fue Pilar Rahola, musa editorial de La Vanguardia, hagiógrafa de Mas, experiodista de la cadena autonómica y anfitriona de la "paella party" de este verano en la que coincidieron el matrimonio Puigdemont, el expresidente del Barça Joan Laporta, el jefe de los Mossos, comisario Trapero, y Mas a los postres.

Topor es, según Rahola, una "gran desconocida", una mujer "con opinión y personalidad propias" y una profesional que no ha abandonado su trabajo (hace entrevistas en inglés para la televisión de El Punt Avui, el grupo mediático en el que ejerció su marido) y que está preparada para todo. Rahola, en un desfasado tono melodramático, preguntó a Topor si era consciente de que su marido podía acabar en la cárcel. Tal cual. La señora Puigdemont respondió que está dispuesta a todo, incluso a visitar a su marido en prisión. Sin embargo, semejante panorama no está entre sus previsiones inmediatas. Al fin y al cabo, el antecesor de Puigdemont, Artur Mas, sólo se enfrenta a un juicio que en el peor de los supuestos implicaría su inhabilitación para ejercer un cargo público.

Topor y Rahola protagonizaron un paseo por Gerona, ciudad de la que Puigdemont fue alcalde antes de acceder por sorteo a la presidencia de la Generalidad. La mujer del ex primer edil significó que los ciudadanos eran muy amables, respetuosos y discretos y que en las escasas veces en que la interpelaban por la calle era para darle ánimos.

Rahola, íntima también del matrimonio Mas, inquirió a "Mars", el nombre de Topor para los amigos, sobre su supuesto papel de primera dama catalana. Topor afirmó que había hablado un par de veces con Helena Rakosnik, esposa de Mas, sobre el particular, pero que cada una tenía su propia personalidad. Por otra parte, las relaciones entre los maridos de Rakosnik y Topor no pasan precisamente por su mejor momento.

Mars y Pilar continuaban su paseo por las calles donde se ha rodado una parte de Juego de Tronos. La periodista catalana trató de indagar sobre el aspecto sentimental de Puigdemont, pero Topor sólo concedió que su marido era "a veces romántico". En el aire aún sobrevolaba la pregunta sobre Puigdemont entre rejas, una excéntrica hipótesis con la que Rahola pretendió dotar de un aire épico el encuentro, una novedad en TV3, que no se había acercado a la figura de la "primera dama" de Cataluña desde que Marta Ferrusola se lanzó en paracaídas cuando aún gobernaba su marido, Jordi Pujol.

A continuación