Trifulca política en Cádiz por los cursos sobre el clítoris: "¿Es algo que asusta?"

Ante el revuelo, el alcalde ha hablado acusando de misoginia a C's. La concejal responsable justifica que se hable de "los órganos sexuales".

Libertad Digital

Los cursos para mujeres paradas y víctimas de violencia doméstica con contenidos sexuales han provocado una enorme polvareda política en Cádiz. Preguntada sobre ello, la concejal de Podemos Ana Camelo ha justificado el contenido de los cursos, que busca "empoderar" a las mujeres. En su opinión, si hubiera estado ofrecido a los hombres, "no se hubiera hecho este revuelo".

Entre contradicciones, finalmente Camelo sí ha admitido que en el curso se habló "del cuerpo en todos los contextos", y de "quererse". "Los órganos sexuales son parte del cuerpo, se habla de nuestro cuerpo", ha dicho, "para ser esa mujer nueva que queremos, para lograr esa empleabilidad". Y ha denostado que esto sea noticia "en el siglo XX".

Camelo se ha preguntado si "es algo que asusta" y se ha referido a la "cultura machista dominante". Según ha dicho, estas mujeres tienen que quererse "en todos los sentidos, incluso en el sentido de la sexualidad". Los que imparten el curso, ha insistido, "son especialistas en género" y lo han hecho "en toda España", sin quejas.

Todo lo contrario sostiene la concejal de Ciudadanos María Fernández. Según ha dicho, a su grupo le parece "muy bien que se trabaje en aumentar la autoestima de las mujeres" y que su "confianza sea mayor", pero ha apuntado que si la finalidad del curso es lograr un empleo, la mención de los órganos sexuales "extraña" a las propias alumnas. Varias de ellas han llevado la queja a Ciudadanos: sienten que "no se les está tomando en serio" y vienen "extrañadas y desconcertadas". Además, ha apuntado que aunque el consistorio defienda los continidos, "a día de hoy" éstos han cambiado y han vuelto a temas "más técnicos y prácticos".

En Twitter, el alcalde, Kichi, se ha pronunciado sobre el asunto acusando de misoginia a Ciudadanos.

A continuación