Un matrimonio de septuagenarios, en la calle por unos okupas

La pareja vio cómo su piso en la Línea de la Concepción fue ocupado y la Policía no podía hacer nada.

Libertad Digital / esRadio

Guadalupe y Jaime, un matrimonio de septuagenarios, se ha quedado sin su vivienda en La Línea de la Concepción porque ha sido okupada. Cuando viajaron a la localidad desde Puerto de Santamaría para pasar el fin de semana con sus nietos, se encontraron con que la cerradura había sido cambiada y no pudieron acceder a la vivienda.

En Es la Tarde de Dieter, de esRadio, Jaime ha relatado su impotencia al encontrarse con que no podía disponer de una vivienda de la que aún está pagando la hipoteca y que ha comprado con el esfuerzo de muchos años. "Empezamos a discutir, vino la Policía y me dijeron que no podían hacer nada", ha explicado el anciano, que creía que el asunto iba a resolverse rápidamente al poder demostrar que la vivienda era suya.

Ahora la pareja está luchando ante los jueces para recuperar la casa mientras tiene que seguir pagando la deuda además de las facturas de gas, luz y agua. "Yo confío en la Justicia y espero que no sea lenta. Esto no es un piso ocupado de una promotora; yo soy un particular que está pagando mi vivienda con un esfuerzo", ha contado el hombre, que apunta que su mujer sufre depresión.

Según ha relatado, sospechan que detrás de todo haya una mafia: en el edificio hay hasta cinco viviendas ocupadas. Los vecinos de arriba, también arriba, amenazaron a unos familiares: llegaron a decirle "te voy a rajar cuando te coja sola". Además, alentaron a la okupa, una mujer embarazada, a no dejar la casa: "Los que se van son ellos". La pareja no entiende lo que está ocurriendo y piden a los partidos "que se mojen". Ellos, ha insistido, sólo son "unos abuelos que fueron a ver a sus nietos" y se encontraron con la vivienda okupada.

A continuación