La oposición acorrala a Susana Díaz por la extraña venta de la sede socialista de Huelva

La vendió a una clínica vecina a la que poco antes adjudicó un contrato sanitario millonario.

Pedro de Tena (Sevilla)

Hasta Ciudadanos se ha sumado a la petición de explicaciones por parte de Susana Díaz en el Parlamento andaluz. La oposición en pleno quiere que la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE andaluz explique cómo es que su sede de Huelva se ha vendido a ASISA, que tiene una clínica al lado del chalé sede del PSOE, seis meses después de que la compañía hubiera recibido una de las mayores adjudicaciones de la historia de la sanidad andaluza reciente.

Desde el PP a Podemos pasando por IU y Ciudadanos ven "sospechosa" la operación de venta en abril de este año y por unos 600.000 euros, una cantidad que se deduce de impuesto de transmisiones patrimoniales liquidado, y que deja al PSOE sin deudas hipotecarias en este caso. El motivo de la sospecha –informa El Mundo–, es que seis meses antes de la venta la Junta adjudicó un concierto sanitario a la compañía ASISA, propietaria de la clínica vecina, por una cuantía de siete millones de euros, la mayor cuantía adjudicada por el Servicio Andaluz de Salud en los últimos años.

El PP ha subrayado que lo ocurrido es hacer negocios con la sanidad pública y quiere saber qué costó la sede socialista y en cuánto se ha vendido realmente. Podemos acusa directamente a Susana Díaz de privatizar la sanidad. IU y Ciudadanos piden explicaciones a la presidenta.

Díaz no ve noticia en el nuevo escándalo

En su periplo televisivo, principio al parecer de su candidatura a la dirección nacional del PSOE, Susana Díaz ha negado que haya nada escandaloso en la venta de su sede onubense y ha informado de que se ha vendido por menos dinero del que costo. La compañía ASISA ha desvinculado ambas operaciones, compra de sede socialista y adjudicación de concurso, añadiendo que era una más de la decena de operaciones inmobiliarias realizadas por la empresa sanitaria.

Lo que no explican es cómo el aumento de las instalaciones de ASISA le permite optar a otro lote de adjudicación sanitaria, este ya de 52 millones de euros, hasta ahora declarado desierto porque ninguna otra empresa ha optado con oferta alguna. Anteriormente, los servicios estaban siendo prestados por el grupo privado conocido como Clínicas Pascual, que ahora ni se ha presentado al concurso por considerar inaceptables las condiciones.

En el caso del enchufismo de la agencia IDEA, denunciado este lunes con nombres y apellidos, Susana Díaz ha puesto a su "ente paralelo", implicado en varios casos de corrupción, como ejemplo europeo de gestión de fondos comunitarios.

Cuando fue preguntada en televisión por el hecho de que, desde un sobrino y una prima de Felipe González, a la sobrina del embajador nombrado por el PSOE a hermanos de exconsejeros de la Junta o hijas de ex viceconsejeros pasando por la pareja de un expresidente del Parlamento andaluz, estén en la plantilla de IDEA, Susana Díaz se quejó por informaciones de esta índole que "manchan" la imagen de la entidad y luego algo queda.

Naturalmente, no se refirió a las manchas de imagen que suponen, como subraya este martes ABC, los 16 ex directivos de IDEA imputados en las causas de Invercaria, ERE y Bahía Competitiva, acusados en su mayoría de un supuesto delito de malversación de fondos públicos.

Es más, en un alarde de desparpajo, afirmó en una cadena de televisión que "todo el personal que ha entrado como personal laboral lo ha hecho por mérito, capacidad y en concurrencia". Sin embargo, la Junta ni hace pública la relación nominal de los empleados de la agencia IDEA y nada se conoce de la existencia de pruebas homologadas para el acceso a la misma.

Delicado momento para Díaz

Estos casos que llueven sobre mojado en el espectáculo de la corrupción andaluza, pero que ya le afectan por haber ocurrido durante su mandato, están estallando mientras Susana Díazha decidido hacer una gira mediática para relanzar su imagen y su presencia ante la próxima batalla de unas primarias que espera la consoliden como líder nacional del PSOE.

Además, las sucesivas manifestaciones populares contra su gestión en la sanidad andaluza –ha sido durante su mandato que se ha decidido unificar sendos hospitales en Granada y Huelva–, y el surgimiento de una aún leve oposición en el PSOE de Sevilla, donde su más correoso enemigo, Quico Toscano, alcalde de Dos Hermanas, aún no ha aparecido, tampoco la ayudan en esta reaparición que se pretendía estelar.

Susana Díaz no ha logrado desprenderse de la imagen de "golpista" en el pasado Comité Federal del PSOE que provocó la dimisión de Pedro Sánchez, a pesar de la ayuda que le ha prestado y le van a seguir prestando importantes líderes socialistas como Felipe González, que hoy participa en un acto en Sevilla con asistencia de Susana Díaz, su antaño adversario Alfredo Pérez Rubalcaba y su amigo José Luis Rodríguez Zapatero.

Se espera con cierta expectación la intervención de Felipe González porque puede despejar toda duda de su apoyo directo a Susana Díaz como "sucesora". La duda procede del hecho de que, hace nueve meses, desaconsejó a Susana Díaz tomar el AVE para Madrid y la lideresa andaluza le hizo caso. Hoy tal vez le entregue el billete de ida a Ferraz.

A continuación