TV3 inserta en pantalla una amenaza de muerte a Ramón Espadaler

La televisión autonómica difundió en pantalla el mensaje mientras entrevistaba al dirigente de Unió, que ha perdonado al autor.

Pablo Planas (Barcelona)

Ramón Espadaler, máximo dirigente de Unió tras el abandono de Duran Lleida, fue entrevistado el lunes en la televisión autonómica catalana, que reprodujo uno de los mensajes en la red social Twitter que estaba suscitando la aparición en pantalla del que fuera consejero de Interior con el siguiente texto: "El pueblo catalán ha hablado bien claro por lo que respecta a UDC. Hay que apuntar a la cabeza, sino estos políticos zombies no dejan de moverse".

La amenaza llevaba nombre, apellido y apodo: Jordi Hidalgo, "Catalan Way". Tras el pantallazo, Espadaler denunció este martes en las redes la amenaza y aseguró que interpondría pondría el caso en manos de la policía: "Ayer en el programa #Mes324 del @324cat (canal de información continua de TV3) recibí esta amenaza (la reproducida en pantalla por TV3). Hoy he denunciado al autor a @mossos y twitter".


"Reconciliación"

El autor de la amenaza, que había dejado sus huellas en el mensaje, ya ha pedido perdón al "zombi" de Unió, unas disculpas que han generado un cruce de amables comentarios entre Espadaler y quien le quería volar los sesos. Tras aceptar las disculpas y prometer que retirará la denuncia, Espadaler afirmó solemne: "El diálogo y la democracia son el único camino" y "Catalan Way" respondió: "Estoy muy avergonzado. Espero haber aprendido la lección".

No obstante, Espadaler señalaba ayer la responsabilidad de TV3 en la sobreimpresión en pantalla de la amenaza, un "detalle" que pensaba trasladar al Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) y a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, responsable de TV3 y Catalunya Ràdio. El dirigente democristiano se quejaba de una supuesta "falta de filtros previos".

No es previsible que ninguna de esas instancias intervenga, dado que no lo han hecho con precedentes como las entrevistas a Otegi y Carles Sastre, la quema de un ejemplar de la Constitución a cargo de Empar Moliner o la comparación entre la desobediencia a la justicia y hacer un botellón, ocurrencia de Helena García Melero, una de las asistentes a la paella de Rahola con Puigdemont este pasado verano en Cadaqués.


El Grupo de Periodistas Pi i Margall ha denunciado con reiteración todos estos casos sin obtener la más mínima respuesta por parte del CAC. No obstante, la asociación de informadores persiste en sus críticas. La última atañe a una nueva intervención polémica de Empar Moliner el pasado viernes en la emisora. En un comentario reproducido en vídeo afirmó que la alcaldesa de Berga, Montserrat Venturós (CUP) había sido "detenida" por "colgar una estelada", cuando en realidad fue conducida a declarar al juzgado por haber mantenido la estelada en el balcón del Ayuntamiento durante las jornadas electorales de las autonómicas del 27-S y las generales del 20-D.

La nueva denuncia incide en la falta de rigor de Moliner, que hizo un llamamiento a una gran movilización popular y argumentó, como posteriormente Artur Mas, que el hecho de que los mossos hubieran acatado una orden judicial no debía desviar la atención sobre una "detención por razones políticas"

A continuación