Iceta presiona a la gestora del PSOE para que convoque ya el congreso

El primer secretario de los socialistas catalanes, reelegido en el cónclave del PSC, aboga por el diálogo con Podemos.

Pablo Planas (Barcelona)

Miquel Iceta ha sido reelegido por aclamación primer secretario del PSC. Fue la ratificación del resultado de las primarias en el socialismo catalán, en las que Iceta vención a la alcaldesa de Santa Coloma, Nuria Parlón, por un estrecho margen (4.889 votos frente a 4.142). El congreso del partido arrancó este viernes con el debate del informe de gestión, que fue aprobado por unanimidad. Miquel Iceta insistió en que el PSOE debe celebrar de forma inmediata un congreso extraordinario para resolver la crisis de liderazgo provocado por la defenestración de Pedro Sánchez.

De este modo, Iceta, con la aceptación de los compromisarios del PSC, insiste en su estrategia de avalar las peticiones y posiciones de Sánchez. En este caso, se suma a la petición del exlíder socialista de no demorar hasta la primavera el decisivo cónclave del socialismo. El dirigente catalán reincide también en la apuesta por dialogar con podemitas e independentistas. El ejemplo catalán es el acuerdo de gobierno en el Ayuntamiento de Barcelona con los "comunes" de Ada Colau, un pacto que no suma mayoría para sacar adelante las tasas y los presupuestos locales.

El futuro, según Iceta, se dibujará a base de grandes acuerdos entre las formaciones de izquierda, por lo que apeló a un reagrupamiento no basado en las siglas sino en las ideas. También se congratuló de que el PSC haya, en teoría, resistido el último ciclo electoral, pero afirmó que "con resistir no es suficiente, nosotros somos un partido de combate y gobierno".

Por un lado, tendió la mano a podemitas e independentistas, pero en cuanto a los primeros afirmó que "no cederemos ante el populismo" y que "están en construcción" y de los segundos dijo que "deberían reconocer su fracaso". Según Iceta, el PSC es el único sector del Congreso de los Diputados en el que reside el "catalanismo no independentista" sobre el que debería fundarse la confluencia de izquierdas en Cataluña y el entendimiento con Podemos y con los independentistas.

A continuación