Rivera, sobre Espinar: "Seamos claros: a nadie le conceden una hipoteca sin ingresos"

Rivera carga contra el senador podemita y recuerda que las adjudicaciones que le tocan a Espinar o a Tania Sánchez no les toca a la gente normal.

Libertad Digital

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha acudido este jueves al programa Espejo Público en el que ha analizado el llamado "caso Espinar" y ha querido poner algunos puntos sobre las íes. En tono airado, Albert Rivera pedía a Podemos que "apliquen el mismo listón a Espinar que el que aplicarían a un senador del PP o de Ciudadanos o del PSOE si hubiera hecho lo mismo que el señor Espinar" y se mostró sorprendido de la "capacidad tremenda" de los de Podemos de "decir las cosas que dicen" sobre la vivienda "cuando han especulado con vivienda pública".

Rivera no ha utilizado eufemismos ni medias tintas para calificar el caso Espinar: "Lo que no le pasa a la gente normal es que te den a dedo un piso que haya hecho un sindicato" y elogiaba irónicamente al senador podemita porque "como especulador ha sido muy bueno, por la rentabilidad que ha obtenido".

En este sentido, Rivera seguía destacando este asunto y advertía de que "cuando ejerces un liderazgo moral y te pasa esto, pues te quedas muy tocado." Respecto a la defensa que de Espinar hizo Iglesias, Rivera ha dicho que "lo lógico es que en lugar de atacar al mundo mundial digas que esto no está bien".

Además, el presidente de Ciudadanos ha recordado que Ramón Espinar está en una "competición muy estrecha" con el "equipo de Tania Sánchez", a la que "también le pasan cosas que no les ha pasado a la gente joven de este país, que es que le adjudiques contratos a tu hermano o que te toque una vivienda de protección oficial".

Remataba el comentario Albert Rivera pidiendo claridad. "Seamos claros: que le toque a Espinar un piso ha sido un dedazo en toda regla. Que te toque un piso y te dejen una hipoteca a un señor que no tiene ingresos no le pasa a nadie. El señor Espinar se ha metido el dedo en el ojo a sí mismo".

A continuación