El Ayuntamiento desactiva el protocolo contra la contaminación: absoluta normalidad

Al filo de las 23:30, el Ayuntamiento de Madrid informó de que finalmente este miércoles no habrá ninguna medida contra la contaminación.

Olivia Moya

Tras una noche de larga espera y pese a todos los pronósticos que el propio Ayuntamiento de Madrid había vaticinado durante todo este martes, a última hora de la noche –en concreto a las 23:25 horas– el Consistorio madrileño gobernado por Manuela Carmena informó de que finalmente el protocolo contra la contaminación quedaba desactivado completamente.

Las previsiones apuntaban a que los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) seguirían disparados por la vuelta del puente y la estabilidad atmosférica, pero finalmente las estaciones de medición de la calidad del aire no habían superado los límites que habrían derivado en la aplicación de las medidas contempladas en el escenario 3 del protocolo: la limitación del tráfico en el centro de la ciudad al 50% de los vehículos. Al ser día par (2 de noviembre), únicamente podrían haber circulado por el interior de la M-30 los coches con matrícula par.

Además, se han desactivado el resto de medidas restrictivas: la velocidad de la M-30 vuelve a 90 km/h y este miércoles no estará prohibido aparcar en el centro.

Pero cientos de personas se fueron a la cama sin saber si al día siguiente podrían coger sus coches para acudir a su puesto de trabajo. Según explican, no es hasta última hora de la noche cuando se disparan los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) y por tanto se sabe qué medida será necesario tomar a partir de las 6.30 horas del día siguiente.

Las críticas: caos, bromas y falta de previsión

Los madrileños estuvieron durante todo el día pidiendo información a través de las redes sociales. La necesitaban para planificar sus vidas al día siguiente. Algunos se encontraron con esta respuesta: "Ponte en lo peor".

En la mayoría de los casos la cuenta oficial de Twitter del Consistorio derivaba a su página web, que se colapsó. De tal manera, que ni la prensa ni los ciudadanos podían acceder a ella para comprobar la evolución de los registros de las 21 estaciones, y hasta pasadas las 22:00 horas el Gobierno local no informó de que en los datos recopilados a las 20:00 y a las 21:00 horas no se habían excedido los límites fijados.

Pero la gota que colmó el vaso de la paciencia de muchos fue un tuit publicado a las 21:16, que el Consistorio borró después. En él hacia una gracia a este respecto, insinuando además lo pesados que se estaban poniendo algunos ante las insistentes preguntas. Hasta la oposición salió a afear este comentario así como a criticar el retraso en la información.

tuit-ayuntamiento-gif.jpg

En una nota de prensa, enviada a las 23:57 horas, el Ayuntamiento agradeció "a todas las vecinas y vecinos su colaboración en el cumplimiento de las medidas adoptadas durante este nuevo episodio de alta contaminación, y a los medios de comunicación por su difusión y la información de servicio, que han contribuido a la mejora de la situación".

Y advirtió de que "la situación de la ciudad con respecto a la contaminación sigue siendo compleja, por lo que el Consistorio recomienda tanto el uso del transporte público como la moderación en la utilización del vehículo privado".

A continuación