Ver

La manifestación contra las reválidas, preludio de las algaradas callejeras contra el Gobierno del PP

Coincidiendo con el comienzo de la sesión de investidura, sindicatos y plataformas de izquierda se manifestaron en las inmediaciones del Congreso.

Olivia Moya

Miércoles. 18.00 horas. Comienzo de la sesión investidura de Mariano Rajoy. A escasos metros, en la plaza de Neptuno, arrancó la manifestación contras las reválidas contempladas en la Lomce, y contra la propia ley en general, convocada por la Plataforma Estatal por la Escuela Pública -integrada por estudiantes, padres y sindicatos docentes-. La marcha supone el broche final a la jornada de huelga en toda España, apoyada también por Podemos, IU y el PSOE.

En su discurso de investidura, el presidente del Gobierno en funciones se comprometía a alcanzar en seis meses un Pacto Nacional por la Educación, tal y como establece su acuerdo con Ciudadanos. Según Rajoy, este pacto debe atender, entre muchas otras materias, a cuestiones como el Estatuto del personal docente; la reforma del sistema de gobernanza de las universidades; un programa de refuerzo educativo para luchar contra el fracaso escolar; y el impulso a la formación profesional para que puedan incorporarse 100.000 alumnos a la FP dual, "que tan buenos resultados está dando". Pero nada dijo de las reválidas.

Mientras, cientos de personas tomaban la calle para exigir la supresión de las mismas de la mano de sindicatos y representantes de partidos políticos como Podemos, IU y el PSOE. A la misma acudió un nutrido número de concejales del Gobierno de Ahora Madrid: Rita Maestre, Mauricio Valiente, Carlos Sánchez Mato, Rommy Arce, Nacho Murgui, José Manuel Calvo, Javier Barbero, etc.

Si bien el plazo establecido este miércoles por Rajoy fue de seis meses, el sindicato de padres Ceapa, tiene el suyo propio: cuatro meses para anular estas evaluaciones externas, iniciar el procedimiento para "derogar" la Lomce, "revertir los recortes" e impedir otros nuevos. Ana García, la portavoz del Sindicato de Estudiantes (SE) fue incluso más lejos: cinco días para acabar con las reválidas.

"¡Sólo podemos derrotarlo en las calles!"

"¡Es un Gobierno débil que sabemos que sólo podemos derrotarlo en las calles, por eso tenemos que ser más en la próxima manifestación!", arengaba un simpatizante del SE durante la marcha. Y avisaba: "Si el Gobierno no retira esta reforma nos volverá a tener en las calles".

La de este miércoles no es la única marcha convocada en las próximas horas por sindicatos o plataformas de izquierda. Para el sábado, día en que Mariano Rajoy será investido presidente del Gobierno, hay programado un nuevo ‘Rodea el Congreso’, organizado por la plataforma Coordinadora 25-S.

Ahora es "cuando debemos salir a las calles"

Durante la marcha contra la Lomce los organizadores se encargaron de publicitar esta concentración a través de pasquines en los que se podía leer: "Al final, el golpe de régimen se ha consumado (...). Será un gobierno ilegítimo de un régimen ilegítimo. Un jefe de Estado al que nadie ha votado y apenas fue nadie a recibir el día de su coronación -la mafia de Nóos- llama a consultas a un candidato al que tampoco nadie ha votado -la mafia de los ERE- para que se abstenga en la investidura de otro candidato que en dos elecciones no ha alcanzado votos ni acuerdos suficientes para formar gobierno -la mafia de Gürtel-".

"La posibilidad de un Gobierno alternativo al actual Partido Popular -continúa el texto- ha provocado los movimientos de las oligarquías que han actuado en Ferraz primero y en el propio Congreso de los Diputados después". "(...) Es precisamente en este momento, con las contradicciones del Régimen a la vista, cuando debemos salir a las calles a manifestar nuestro rechazo a un nuevo robo a la soberanía como pueblo, a reclamar un proceso constituyente que dé fin al sistema salido de la mal llamada Transición".

Por todo ello, llaman a la movilización. "Frente a su Congreso vacío de democracia oponemos nuestras plazas llenas de lucha. No te quedes en casa. Hacemos frente al golpe de la mafia con democracia. Gritamos no a la investidura ilegítima"

En este nuevo 'Rodea el Congreso' participarán diputados de Unidos-Podemos, Iglesias ya ha avanzado que acudirá a saludar a los manifestantes. No es la primera vez que diputados de IU participan en estas concentraciones. En 2012, Alberto Garzón, Gaspar Llamazares y Cayo Lara decidieron en alguna ocasión manifestarse contra sí mismos: así, salían del Congreso de los Diputados para unirse a los indignados que se encontraban en las inmediaciones. Allí eran recibidos como héroes por los mismos que gritaban: "¡El próximo parado, que sea un diputado!" o el manido: "¡Que no, que no, que no nos representan!"

A continuación