Morenés dice que la lucha contra Estado Islámico será larga y espera aumentar efectivos en Irak

Los instrucciones españoles han formado a 6000 militares iraquíes. La falta de Gobierno ha impedido aumentar los efectivos en Irak.

J. Arias Borque

La Coalición Global contra Estado Islámico ha celebrado este martes en París (Francia) un nuevo encuentro para perfilar su estrategia para acabar lo antes posible con el grupo terrorista. A la misma, presidida por el presidente francés, François Hollande, han asistido los ministros de Defensa de los doce principales países de esta alianza internacional. Entre ellos, se encontraba el ministro español en funciones, Pedro Morenés.

Durante la cita, han buscado reforzar el "compromiso colectivo" contra la "amenaza global" que supone este grupo terrorista y todo el yihadismo en general, han analizado el desarrollo de la campaña militar que se está llevando a cabo para expulsar a los terroristas de Mosul -segunda ciudad en importancia de Irak-, y se ha debatido sobre los esfuerzos para combatir las denominadas "operaciones externas" que lleva a cabo el califato del terror.

Los presentes han coincidido en que las noticias que llegan de Mosul son muy positivas, ya que se va avanzado a una velocidad ligeramente mayor a la esperada y también ha sorprendido gratamente la aparente buena sintonía que hay entre el Gobierno de Irak y la administración kurda. No en vano, en el seno de la coalición existe todavía una serie preocupación por cómo será el Irak porterior a la derrota de Estado Islámico.

El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, ha confirmado el compromiso español para derrotar al grupo terrorista, lo que incluye las presencia de tropas españolas en el país, aunque ha recordado que Estado Islámico "está lejos de ser derrotado" y ha afirmado que "debemos estar preparados para contrarrestar a un Daesh más diversificado y extendido por diversos puntos del mundo e incluso en internet, en el denominado cibercalifato".

Las Fuerzas Armadas españolas contribuyen a la coalición con 374 efectivos. De ellos, 307 están desplegados con carácter permanente, mientras que 43 participan en tareas de refuerzo de capacidades con carácter temporal, 11 son intérpretes nacionales militares, 10 son miembros de los equipos de instrucción móviles y cuatro se encuentran destacados en Jordania.

El grueso principal –227 militares– se encuentran en el centro de adiestramiento de Besmayah, liderado por España y donde se han formado más de 6000 militares iraquíes; otros 66 efectivos instruyen a las fuerzas de operaciones especiales en Bagdad y Taji; completando el contingente otros 14 militares en los cuarteles generales de Bagdad y Kuwait para planeamiento y conducción de las operaciones.

Morenés ha mostrado su esperanza en que el nuevo Gobierno pueda aprobar el plan del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) de ampliar la presencia española en esta misión en aproximadamente un centenar de efectivos, algo que lleva pendiente desde principios de año. Una parte de ellos serían guardias civiles destinados a formar a la Policía Federal de Irak. También se estudiará que la misión de formación contra IED que está en Jordania se pueda trasladar a Irak.

A continuación