Play

Arrecia la guerra entre la gestora y el PSC: "Con que una parte pida el divorcio, vale"

El cruce de mensajes sube de tono un día después del Comité Federal que decidió la abstención. Varios diputados avisan de que votarán "no".

LD/Agencias

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha confirmado este lunes que los diputados socialistas catalanes "desobedecerán" la consigna de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy y se ha mostrado dispuesto a asumir las consecuencias, incluso si eso acabase conllevando un cambio de relación con el PSOE.

En declaraciones a Rac1, Iceta ha señalado que "con toda probabilidad" el Consejo Nacional del PSC, máximo órgano del partido entre congresos, decidirá este martes mantener el 'no' a Rajoy, en discordancia con el Comité Federal del PSOE, porque los socialistas catalanes "no pueden hacer otra cosa".

"Lo que está en duda es si el PSOE será capaz de encajar esto o no", ha afirmado Iceta, que ha tratado de desdramatizar el choque interno: "Si el PSOE dice que quiere revisar la relación que tiene con el socialismo catalán tiene derecho a hacerlo".

Varios barones se han encargado de contestarle. El más claro ha sido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha advertido al PSC de que "cuando se tiene un acuerdo es a las duras y a las maduras" y, aunque ha dicho que intentarán que no se rompa el acuerdo, ha aseverado: "Si alguien quiere el divorcio, con que lo pida una de las partes vale".

En declaraciones a los periodistas tras presidir un acto de entrega de reconocimientos junto a la infanta Elena en Toledo, García-Page ha afirmado que le "gustaría, simple y llanamente, que por simple concepto democrático se asuman y se acaten los resultados" del Comité Federal que pasan por abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy.

"El planteamiento previo de las últimas semanas, de haga lo que haga el Comité Federal nosotros vamos a hacer lo que queramos, me suena mal, sinceramente, no me suena fraternal, no me suena fundamentado", ha considerado García-Page sobre la postura de los socialistas catalanes.

No obstante, ha afirmado que van "a intentar por todos los medios" que no se rompa el acuerdo con el PSC, si bien ha afirmado: "Si alguien quiere el divorcio, como saben ustedes ahora en España, con que lo pida una de las partes vale".

Además, ha explicado que la decisión aprobada ayer se basa en que los diputados socialistas "en bloque" voten no a Rajoy en un primera votación y, después, también "en bloque" se abstengan para facilitar su investidura y evitar unas terceras elecciones.

El aviso de Vara

Por su parte, el secretario general del PSOE extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha dicho que el PSC "debe saber" que las decisiones que adopte sobre la votación en la investidura de Mariano Rajoy "tienen consecuencias", aunque ha añadido que "nadie vea detrás de esto la idea de buscar ruptura ni nada por el estilo".

En una rueda de prensa ofrecida Mérida, el dirigente socialista ha recordado que históricamente la relación entre el PSOE y el PSC "ha sido de manera absolutamente natural", pero ahora "ocurre un hecho notable y notorio" y es que el Comité Federal ha tomado una decisión.

"Si esa decisión no es respetada por una parte de los que votaron, se produce una situación que hay que resolver, y no vale decir no pasa nada, es una situación normal, no es normal", ha dicho. Por tanto, entiende que hay que buscar una solución, sentarse a hablar "y replantear algunas cuestiones que es necesario replantear".

"Si tú participas en el máximo órgano de decisión del partido y cuando te viene bien lo aceptas y cuando no te viene bien no lo aceptas, ahí hay una quiebra en la relación amen de una enorme asimetría", ha afirmado.

En Comú aprovecha la crisis

Aprovechando la situación, el líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, ha animado a los socialistas catalanes a acercarse al derecho a decidir. "Es bueno que el PSC haya dicho basta; estaría bien que este basta se convierta en síes a gobiernos de izquierdas, al derecho a decidir, a explorar el futuro y a no quedar atrapados en el pasado", ha afirmado Domènech en declaraciones a TV3.

El diputado en el Congreso ha apuntado que el PSC ha ido "aguantando" pero se ha llegado a un "extremo" en el que no podía seguir "en esta lógica en la que el PSOE se convierte en la muleta del PP y de los grandes intereses que han trabajado para que el PP pudiera gobernar".

A continuación