Play

Carmena, sobre los violentos que boicotearon a Felipe González: "Iban con caretas, se cierran a la empatía"

La alcaldesa criticó el boicot a González y lamentó que los violentos usaran caretas porque se pierde la "empatía". Maestre no condenó los hechos.

Olivia Moya

La portavoz municipal se negó a condenar el ataque sufrido por el expresidente del Gobierno y el presidente del grupo Prisa. Hasta en tres ocasiones se le preguntó a Rita Maestre por esta cuestión en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno local de los jueves. Y hasta en tres ocasiones se negó a dar una posición oficial sobre este asunto.

"No hemos hablado de este tema, es la tercera vez que lo respondo. Como Gobierno municipal es un tema que nos excede tanto en competencia como de forma política. No ha sido tratado de ninguna de las maneras", respondió visiblemente molesta e insistió: "Es que hoy hemos empezado la Junta de Gobierno a las 9.00 horas, hemos terminado a las 12.15, y anda que no se nos han quedado temas de la ciudad de Madrid (...) por tratar". "Valoraciones políticas" sobre ese asunto "ha habido ya suficientes" y en la Junta de Gobierno se tratan únicamente cuestiones que afectan a Madrid "salvo en casos muy excepcionales".

En el momento en que un cuarto periodista le preguntó por su posición política personal, Rita Maestre aseguró que no tiene problema en darla aunque no le parece "representativa: yo creo que en general la libertad de expresión está amparada constitucionalmente, más allá de que se exprese en unos casos u otros con más o menos tino. Esta es mi opinión, la di ayer y no tengo ningún problema en hacerlo, solo que esta no es la posición del Gobierno municipal porque no lo hemos tratado en la Junta".

La rueda de prensa comenzó con media hora de retraso conforme a la hora prevista, esto es a las 13.00 horas. Poco antes la propia Maestre había anunciado en Twitter una entrevista que el programa Las mañanas de Cuatro le iba a realizar a las 13.45, por lo que abandonó a la prensa para "comentar la actualidad" en esta cadena.

Las caretas "cierran a cualquier tipo de empatía"

Poco después se pronunció Manuela Carmena, que sí habló abiertamente sobre el tema. Lo hizo en el mismo lugar en que un día antes sucedieron los hechos, la Autónoma de Madrid. La alcaldesa acudió,para participar en las jornadas Sociedad civil y cambio global, organizadas por el centro y por El País. Se trata del mismo ciclo de conferencias en el que tenían previsto participar Juan Luis Cebrián y Felipe González este miércoles y que finalmente no se celebró por el acoso y hostigamiento de varias decenas de individuos. Carmena no corrió la misma suerte. A su llegada al aula donde iba a debatir con Pepa Bueno, varios alumnos le gritaron "guapa, guapa".

No es la primera vez que ocurre que la alcaldesa matiza o corrige las palabras de sus concejales. Precisamente con Rita Maestre ha pasado en varias ocasiones, la última vez con la polémica generada a raíz de la agresión de unos manteros a dos policías. Así lo puso de manifiesto el portavoz adjunto del PP, Íñigo Henríquez de Luna.

La alcaldesa de Madrid afirmó que le parece "terrible" el recibimiento dado a González. Aunque dijo que "hay que aceptar" los abucheos, tampoco les gustan. Y menos, como ayer, si los manifestantes van tapados con capuchas o caretas "porque se cierran a cualquier tipo de empatia, a poderles mirar a los ojos y hablar, a ese elemento de comunicación que es extraordinaria".

Preguntada directamente por los periodistas, Carmena dijo que "lamenta muchísimo" lo ocurrido en la Universidad. "Creo en la libertad de expresión al 190 por ciento, pero a la utilización de violencia nunca. La libertad de expresión debe ser propia, personal, no con capuchas ni caretas, ni para empujar ni amedrentar. Libertad de expresión sí, también la de protesta porque la verdadera libertad de expresión es la que escuece", añadió.

hqdefault.jpg

En ese punto, la alcaldesa recordó que a veces tiene que escuchar abucheos, que acepta, o críticas como el otro día durante un transbordo en el Metro. Allí le paró una persona crítica con la actuación municipal sobre Memoria Histórica. "Yo quería darle mi versión pero me dijo que de ninguna manera. Yo le escuché y se despidió; me hizo gracia porque no quería escuchar porque estaba muy enfadado", relató.

Al término del coloquio, al primer edil madrileña firmó el manifiesto de alumnos de la Autónoma en contra de las formas utilizadas por los manifestantes, no por la realización de la protesta en sí.

A continuación