Pilar Rahola, pregonera del Domund, presume tres veces de no ser creyente

La asesora de Puigdemont y columnista estrella de La Vanguardia pronuncia un discurso en la Sagrada Familia ante la plana mayor de la curia catalana.

Pablo Planas (Barcelona)

Pilar Rahola, la controvertida tertuliana, musa del proceso separatista, hagiógrafa de Mas y asesora de su sucesor, entre otras muchas ocupaciones, ha sido la persona designada por el director nacional de Obras Misionales Pontificias, el sacerdote Anastasio Gil, para pronunciar el pregón en España de la Jornada Mundial del Domund. Pilar Rahola no pierde ocasión en sus textos e intervenciones orales de dejar clara su condición de no creyente y ayer mismo, ante el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, y en la basílica de la Sagrada Familia, volvió sobre el particular en la apertura del Día Mundial de las Misiones.

Su designación como pregonera del Domund provocó perplejidad en los medios digitales dedicados a la información religiosa. La Vanguardia, en su edición dominical, ha salido en defensa de su columnista y en un texto sin firma asegura: "Desde las Obras Misionales Pontificias se vieron obligados a responder que fue una elección 'muy pensada y meditada' y ratificada por los obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense. El director de las Obras Misionales es el sacerdote segoviano Anastasio Gil, nombrado por el prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, a partir de una terna de la Conferencia Episcopal Española. Anastasio Gil asegura que eligió a Rahola tras leer un artículo suyo en La Vanguardia sobre la muerte de dos misioneros afectados por el ébola y su elogio de la virtud de la caridad".

En el pregón, Rahola se ratificó en tres ocasiones en su condición de no creyente, al principio, mediada la lectura y al final. En el arranque afirmó: "No soy creyente, aunque algún buen amigo me dice que soy la no creyente más creyente que conoce. Pero tengo que ser sincera, porque, aunque me conmueve la espiritualidad que percibo en un lugar santo como este y admiro profundamente la elevada trascendencia que late en el corazón de los creyentes, Dios me resulta un concepto huidizo y esquivo".

Insistió más tarde: "Quiero decir, pues, desde mi condición de no creyente: la misión de evangelizar es, también, una misión de servicio al ser humano, sea cual sea su condición, identidad, cultura, idioma..., porque los valores cristianos son valores universales que entroncan directamente con los derechos humanos. Por supuesto, me refiero a la palabra de Dios como fuente de bondad y de paz, y no al uso de Dios como idea de poder y de imposición".

Y por si no había quedado meridiano, remató: "He dicho al inicio de este pregón que no soy creyente en Dios, y esta afirmación es tan sincera como, seguramente, triste. ¡Estamos tan solos ante la muerte los que no tenemos a Dios por compañía! Pero soy una creyente ferviente de todos estos hombres y mujeres que, gracias a Dios, nos dan intensas lecciones de vida, apóstoles infatigables de la creencia en la humanidad".

En medios religiosos catalanes, la elección de Pilar Rahola "a nivel estatal" como pregonera del Domund ha sido un gesto del arzobispo Juan José Omella para congraciarse con el nacional-catolicismo que gobierna la diócesis y la Conferencia Episcopal Tarraconense.

A continuación