Susana Díaz lidera la campaña contra Sánchez y en defensa de Fernández Vara

Una ofensiva claramente orquestada en la que Rubalcaba denuncia los "insultos lamentables" de la dirección y "sus oscuras intenciones". 

Ketty Garat

Empieza la guerra interna. Los críticos se destapan y empiezan a salir públicamente contra la dirección y lo hacen comandados por la baronesa socialista. Susana Díaz ha roto este miércoles su silencio poniendo voz a los críticos y a las críticas que se escuchaban hasta ahora sólo en privado. Verbaliza la campaña orquestada en defensa de la libertad de expresión y los insultos que ha recibido de la dirección el extremeño Guillermo Fernández Vara.

"Guillermo es un hombre de piel y sé que ha sufrido porque ha habido momentos en que no se han entendido sus posiciones. Pero en el PSOE hay mucha fraternidad y por encima de las discrepancias nos une el interés por nuestro país".

Fraternidad que sólo se ha proyectado en el sector de los críticos y, principalmente, en Twitter. Díscolos históricos como Eduardo Madina, Carmen Chacón, Elena Valenciano o Antonio Miguel Carmona se han coordinado en una auténtica oleada de críticas contra la dirección del PSOE.

Denuncian todos la censura de la dirección y el más crítico: Alfredo Perez Rubalcaba en un post en Facebook. Califica de lamentable los "insultos" contra Fernández Vara por parte de la Ejecutiva de Pedro Sánchez, atribuyendo al extremeño "oscuras intenciones" y "desmedidas ambiciones".

mensaje-rubalcaba-vara.jpg
Mensaje de Alfredo Pérez Rubalcaba en su cuenta de Facebook

Unos movimientos que encierran la defensa de la "reflexión" que pide el barón y presidente extremeño en aras de lograr una abstención del PSOE a un Gobierno del PP y que pretenden forzar un debate en un próximo comité federal del partido.

Susana Díaz también pide la reunión de los órganos de dirección, esto es, del Comité Federal. Es lo que persiguen los críticos con esta campaña orquestada: forzar una reunión del Comité Federal. "Lo que tenga que aportar lo aportaré en los órganos del partido", pero ha dejado claro que "vamos a tener mucho debate porque al PSOE nunca le va a ir bien si a España no le va bien. Nosotros no podemos decir eso de que 'que se caiga España que ya la levantaremos nosotros'".

A continuación