El Ayuntamiento reconoce que "hay algunas zonas" de Madrid más sucias de lo deseable

 "Estamos haciendo todo lo posible y lo imposible porque Madrid esté limpia", ha dicho Marta Higueras.

LD/ Agencias

La alcaldesa en funciones de Madrid, Marta Higueras, ha reconocido que algunas zonas de la capital no están tan limpias como el equipo de Gobierno querría pero ha remarcado los esfuerzos por mejorar que hace Ahora Madrid.

"Es evidente que hay algunas zonas puntualmente que no están tan limpias como desearíamos pero estamos haciendo todos los esfuerzos posibles para que la limpieza en Madrid mejore", ha respondido la alcaldesa en funciones cuando los periodistas le han preguntado por las quejas vecinales sobre la suciedad de las calles.

Marta Higueras ha participado en el minuto de silencio que miembros de la corporación y trabajadores municipales han guardado a las puertas del Palacio de Cibeles, la sede del Ayuntamiento, en recuerdo de las víctimas del terremoto de Italia. "Estamos haciendo todo lo posible y lo imposible porque Madrid esté limpia", ha comentado Marta Higueras sobre uno de los principales problemas que afecta a la capital.

El Ayuntamiento de Madrid dio a conocer este miércoles las ofertas de las empresas que se han presentado a la licitación del nuevo servicio de recogida de basuras, que entrará en vigor el próximo 1 de noviembre. Un contrato de 612 millones de euros (sin IVA) que apenas varía del anterior y al que optan las mismas entidades: las constructoras FCC, Sacyr y Ferrovial, que actualmente son las encargadas del servicio de recogida de basuras de la ciudad.

Este miércoles se abrieron las plicas de las ofertas de las empresas. La principal novedad de la adjudicación es que está dividido en tres zonas y no en doscomo hasta ahora.Según han informado a Europa Press fuentes municipales, para el lote 1 u Oeste, que abarca la recogida de basuras de los distritos Centro, Tetuán, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Moncloa y Latina se han presentado dos ofertas: de FCC y las UTE formadas por OHL, Valoryza (Sacyr), Ascan y Acciona.

El lote 2 o Este concentra los distritos de Retiro, Salamanca, Chamartín, Ciudad Lineal, Hortaleza, Vicálvaro, San Blas y Barajas. Optan al contrato FCC, la UTE Ferrovial-Urbaser y la UTE OHL, Valoryza y Acciona. Al lote 3 (Sur) concentra el resto de los distritos de Madrid, además de la recogida de animales muertos y la fracción de pilas y baterías usadas, opta sólo la UTE Ferrovial-Urbaser.

Hasta ahora, el contrato está dividido en seis lotes. El lote 1 comprende los distritos de Centro, Tetuán y Chamberí, y el barrio de Argüelles y lo detenta Ferrovial. El lote 2 corresponde a Arganzuela, Retiro, Salamanca y Chamartín y lo lleva Sacyr. El lote 3 Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca (menos Argüelles) y Latina y también lo lleva Sacyr.

El lote 4 lo ganó OHL y comprende Ciudad Lineal, Hortaleza, San Blas y Barajas. El lote 5 lo obtuvo FCC y lleva Puente de Vallecas, Moratalaz, Villa de Vallecas y Vicálvaro. Y el lote 6 lleva también FCC y se concentra en Carabanchel, Usera y Villaverde.

La Junta de Gobierno aprobó el pasado 7 de julio el nuevo contrato de contenerización, recogida y transporte de residuos, con un gasto plurianual de 687 millones de presupuesto, IVA incluido. El plazo de ejecución será de cuatro años, prorrogable por dos años más. Este importe supone, de media, un aumento de 35 millones de euros de dinero público al año, según informó el Consistorio. En cálculos poblacionales, se traduce en una subida de 14 euros por habitante más al año, (de 39,9 en los contratos actuales a 53,8 euros). Esta cantidad irá aumentando cada anualidad, de acuerdo a la implementación de la fracción orgánica.

El Ayuntamiento calcula que en 2020 contará con una flota de 350 camiones renovados y ya amortizados, aún con seis años de vida útil por delante. Del mismo modo, en estos cuatro años el Consistorio testará varias metodologías diferenciadas, con la idea de poder definir y elegir la gestión de residuos de la ciudad de Madrid para un periodo más extenso en el tiempo.

Prestación de la licitación

Dentro de la licitación del servicio se incluye el mantenimiento, conservación, suministro y reposición, de la contenerización destinada al depósito previo de residuos domésticos y comerciales por parte de los usuarios, así como el vaciado de recipientes destinados al depósito de residuos domésticos y comerciales, y recogida de los residuos domésticos y comerciales.

También el transporte y descarga de los residuos en plantas y centros de tratamiento y recogida de residuos complementarias: en mercados, centros sanitarios, eventos, grandes productores (que incluye la retirada de residuos en puntos limpios fijos); de animales muertos; retirada de contenedores y sacos no autorizados. Además, se incluye la implantación progresiva del quinto contenedor biorresiduo y programas de recogida puerta a puerta de cartón y vidrio comercial.

Cambios zonificación

La capital está conformada por 21 distritos, con una población superior a los 3,1 millones de habitantes, y con una generación de residuos anual superior a 1,1 millones de toneladas. Para poder gestionarlos correctamente, dispone de un parque de contenedores que se sitúa actualmente en torno a 360.000 unidades repartidas por todo su ámbito geográfico, los cuales deben contar con la adecuada limpieza, mantenimiento y reposición, ser periódicamente vaciados y transportados los residuos hasta los centros de tratamiento adecuados.

Según el Ayuntamiento, la nueva zonificación "mejora notablemente la proporción de población, ámbito territorial y toneladas recogidas". Esta nueva distribución territorial cumple también con la obligación por mandato europeo de facilitar la concurrencia en servicios públicos. En enero de 2015 la CNMC dictó una resolución sancionadora por prácticas colusorias a varias empresas en el ámbito de la gestión de residuos en Madrid.

Condiciones a los licitantes

Para poder optar a ser adjudicataria de este servicio, las empresas deberán acreditar un volumen global anual de negocio mínimo en al menos uno de los tres últimos ejercicios de mayor o igual importe del contrato en 2017 para el lote al que opten. El máximo de lotes al que una misma empresa ha podido optar ha sido de dos.

Así mismo, deberán ser gestores de recogida de residuos en poblaciones de más de 150.000 habitantes y por un importe mayor o igual a 7 millones anuales. En los contratos actuales, de centro y periferia, el límite poblacional era mayor (250.000 habitantes) en el momento de su tramitación y adjudicación. Con esta variación, el Ayuntamiento quiere facilitar una mayor concurrencia de empresas.

Además, el Consistorio ha renunciado a criterios subjetivos de puntuación, que sí existen en los contratos vigentes "para garantizar la máxima transparencia". Igualmente, se exigirá un estudio económico que resulte coherente con la oferta. Se tendrá en cuenta, especialmente y como criterio social, la conversión en fijos a jornada completa de contratos temporales, lo que refuerza la exigencia de subrogación y el mantenimiento de la plantilla.

La puntuación a la hora de licitar se regirá por criterios económicos, sociales, ambientales y técnicos. En los primeros tendrán en cuenta el porcentaje de baja sobre los precios unitarios de licitación, con una fórmula que no incentiva las bajadas. No se contempla el criterio de renuncia a la revisión de precios y el umbral de baja temeraria queda establecida en un 5% de la media (frente al 10% de los contratos actuales): 55 puntos.

En los criterios sociales se puntuará el paso de eventual a fijo de jornada completa: 10 puntos. El incremento del porcentaje de contenedores adaptados a personas con diversidad funcional: 5 puntos. En la actualidad, la gestión de residuos de Madrid emplea a 1.954 trabajadores, de los cuales 486 son eventuales.

En los criterios ambientales se primará con 9 puntos el número de camiones recolectores compactadores de caja cerrada 'cero emisiones' que revierten al Ayuntamiento al finalizar el contrato: 9 puntos. El establecimiento de equipos adicionales a los señalados el pliego para la recogida de biorresiduo en el periodo del piloto lleva 5 puntos y los equipos de informadores ambientales y ambientólogos de apoyo a las campañas de implantación de las fases piloto de la recogida de biorresiduo otros 4 puntos.

Por último, sobre criterios técnicos, la disponibilidad desde el inicio del contrato de superficie de aparcamiento adicional ofertada por los licitadores primará con 5 puntos y la mejora del servicio de saneamiento de contenedores con otros 7.

Flota de camiones

Actualmente, el servicio de recogida de residuos se está realizando con 428 camiones, de los que 257 son recolectores. De acuerdo a la licitación, todos los vehículos deberán ser renovados y además el Ayuntamiento cederá el 42,4 por ciento, con 109 camiones comprados directamente, tras una inversión de 20,5 millones de euros, y que empezarán a estar disponibles para el 1 de noviembre.

Estos 428 vehículos serán repartidos equitativamente entre los lotes, siendo 149 los asignados al 1, 154 al 2 y 127 para el lote 3.

A continuación