Un conductor vasco pulveriza el récord mundial de alcohol en sangre

El individuo, que al parecer no sabía ni a donde iba ni a donde venía,  fue sometido a un control de tráfico en Burdeos, Francia. 

Libertad Digital

La policía francesa aún no puede creérselo. Según el diario galo SudOuets, la Gendarmerie detuvo a un conductor vasco cerca de la ciudad de Burdeos que dio 4,75 gramos por litro de sangre en el control de alcoholemia, una cifra que supera el considerado límite del coma etílico. El tabloide francés asegura que el conductor, que llevaba al volante 240 kilómetros hasta darle el alto, no sabía ni de dónde venía ni a donde iba. Es más, era tal su estado de embriaguez que no puedo realizar la prueba soplando y tuvo que ser trasladado a un hospital cercano.

El suceso se produjo en la autopista A-89. Una patrulla identificó al ocupante de un vehículo estacionado en el carril de emergencia y sospechó de su estado porque emanaba un fuerte olor a alcohol.

El individuo, de 56 años, tendrá que presentarse en el Tribunal Penal de Libourne en octubre para declarar. Asimismo, se le ha retirado el carné de conducir por un mínimo de seis meses.

Según amplía el diario El Correo, la Policía asegura que es casi imposible dar con un positivo superior a los 3 gramos por litro, ya que se considera la frontera del coma etílico. En España, el dato más alto registrado en un control de alcoholemia se dio el pasado febrero, en Vitoria. El conductor dio 2,88 gramos de litro.

A continuación