Rajoy agita el fantasma de las terceras elecciones en su segundo día de puente en Galicia

No tomará una decisión sobre las seis condiciones de Ciudadanos hasta "escuchar a todo el mundo" en el Comité Ejecutivo del PP.

LD / Agencias

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, considera que el crédito de España en el exterior quedaría "muy dañado" si se celebran unas terceras elecciones generales y ha expresado su deseo de que no se produzca un nuevo llamamiento a las urnas porque "sería una magnífica forma de que todos hiciéramos el ridículo", dijo en declaraciones a los medios tras finalizar su paseo matinal en la zona donde descansa estos días en la provincia de Pontevedra.

El hecho de no poder formarse Gobierno y consecuentemente que no se pudiesen aprobar los Presupuestos Generales del Estado repercutiría negativamente "en la economía y, por tanto, en la forma de vivir de los españoles", señaló, tras lo que reiteró que no adoptará ninguna decisión acerca de las seis condiciones planteadas por Ciudadanos para votar a favor de su investidura, hasta "escuchar a todo el mundo" y "al Comité Ejecutivo" del PP que se reunirá el próximo miércoles.

Sobre las voces internas que piden ofrecer a Ciudadanos un texto alternativo al ya propuesto, Rajoy ha contestado que "no hay que adelantar acontecimientos" y recordó que el Partido Popular es el que ha ganado las elecciones y que mantendrá "una postura constructiva", y en este sentido ha dicho que los que han "perdido las elecciones" también deberían hacerlo porque "si no es imposible hacer algo razonable". "Creo que todo el mundo tiene el conocimiento suficiente para saber lo que necesita España en estos momentos", subrayó.

A continuación