Los directivos del transporte público de Barcelona ganan más de 100.000 euros al año

Veinte miembros de la cúpula directiva de Metro y Autobuses se reparten dos millones y medio en sueldos, dietas y complementos.

Pablo Planas

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) es la sociedad de capital público con mayor conflictividad laboral y también la que mejor paga a sus altos cargos. Durante el primer año del mandato de la alcaldesa Ada Colau, los trabajadores del Metro y de los autobuses municipales han llevado a cabo media docena de paros que han puesto la ciudad patas arriba. Además de mejoras salariales y en las condiciones de trabajo, exigían que se hicieran públicos los sueldos de los altos cargos.

En plena oleada de paros en medio de la negociación del convenio colectivo, Colau cargó contra el comité de empresa y deslizó que el sueldo medio de los trabajadores de TMB era de 33.000 euros, un golpe bajo para mostrar a los huelguistas como unos privilegiados, insolidarios con los sufridos usuarios. Además, la alcaldesa se ha resistido hasta ahora a dar cuentas sobre los sueldos de los directivos, momento en el que los plazos y las normativas sobre transparencia han forzado a TMB a dar publicidad a los salarios, retribuciones y dietas de sus directivos.

Los veinte altos cargos mejor pagados reciben en total 2,5 millones de euros al año, más de cien mil por cabeza, unos diez mil brutos al mes. Quien más cobra es la directora de la red de autobuses, Marta Labata, con 135.545 euros. Le sigue su homólogo del Metro, Marc Grau, con 135. 532, trece euros menos. Les sigue el director de recursos humanos, Manuel Barriga, con 133.78 5 euros. El director de comunicación, Santiago Torres, cobra 116.332 euros, etc, etc. La mayoría de los directivos ya estaban en la empresa cuando Ada Colau accedió a la alcaldía. No así el consejero delegado, Enric Cañas, cuya paga es de 105.938 euros.

En materia de sueldos públicos catalanes, sólo la directora de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (TV3 y "Catalunya Ràdio"), Núria Llorach, cobra más (139.650 euros anuales) que los miembros de la cúpula del Metro y el Bus de Barcelona.

A continuación