Arcadi Espada abronca a los españoles y nos llama ridículos

La prensa analiza la encuesta del CIS. Resulta que ni p'alante ni p'atras, nos hemos quedado paralizados.

Pilar Díez

El Mundo dice que "Moody's alerta de que la falta de Gobierno lastra la recuperación". Tampoco necesitamos a Moody's para que nos lo diga. "El CIS refleja que nuevas elecciones no resolverían el actual bloqueo". ¡Dios mío!, nos vamos a quedar así para siempre, congelados en el tiempo, como estatuas de sal. Dice el editorial que "la ligera subida del PSOE permitió ayer a sus portavoces a interpretarla como un aval a su rechazo a la investidura de Rajoy. Sin embargo, el repunte socialista cabe asociarlo más a la caída de Podemos que a la estrategia tejida por Pedro Sánchez de empecinarse en el no". "Sí resulta llamativa la intención de voto que el CIS asigna a Unidos Podemos apenas unos días después del 26-J, en la medida que muestra la decepción de buena parte de sus electores tras el fracaso de la alianza entre IU y la formación morada. En el caso de Ciudadanos, su descenso es problable que guarde relación no sólo con la pérdida de escaños que registró en junio, sino también con haber pasado de rubricar un pacto de gobierno con el PSOE a aprobar la abstención en una eventual investidura de Rajoy". En resumidas cuentas, la encuesta "conforma la foto fija en la que parece haberse situado la política española", así que, que se muevan ellos. "Lo grave y surrealista sería forzar unas terceras elecciones para calcar los resultados de junio, seria un acto de irresponsabilidad" y no tendrían España para correr. Arcadi Espada nos echa una bronca de campeonato a los ciudadanos, a los votantes, la peña en general, vamos. "El CIS indica que los ciudadanos, lejos de propiciar una solución al problema, parecen haberle tomado gusto a la situación. Lo que dibuja un panorama temible, porque es sabido que el cliente siempre tiene razón y el pueblo jamás se equivoca. España quiere un gobierno y una oposición en funciones, y es probable que la razón sea que ella misma se siente en funciones: provisional, bloqueada y ridícula". Que votamos a tontas y a locas. A ver di Arcadi, que es tan listo, nos dice cómo votar la próxima vez. Esperamos tus instrucciones.

El País también esta desesperanzado. "Unas terceras elecciones no variarían el resultado del 26-J". El editorial vuelve a intentar hacer entrar en razón a Pedro Sánchez. "No es lo mismo votar a favor de la investidura del candidato propuesto por el Rey que abstenerse. Especialmente cuando no hay sobre la mesa una alternativa clara a esa candidatura. Abstención supone no oponerse a que salga adelante, lo cual no es lo mismo que apoyarla", le explica al líder socialista en plan Barrio Sésamo. "Es contradictorio admitir que no hay alternativa a la propuesta por Felipe VI y que sería un desastre ir a unas terceras elecciones; y mantener a la vez que no habrá cambio de posición ante la investidura. Con más motivo a la vista del sondeo del CIS, que augura un panorama electoral no menos complicado que el actual". En fin, no creo que el esfuerzo de El País sirva de nada, menudo cabezón es el socialista.

ABC dice que, a pesar de todo, "España recupera el crédito", es un milagro. "El bloqueo seguiría tras unas nuevas elecciones". Malas noticias para Bieito Rubido, que abogaba por volver a votar a ver si Rajoy sacaba mayoría absoluta. No obstante, no se cree nada y dice el editorial que "el 26-J demostró que los ciudadanos reservan su sinceridad para las urnas, más que para a las encuestas", vamos que mienten como bellacos y así a ver quién es el guapo que acierta una encuesta. "Habrá que esperar al siguiente CIS para intentar cuantificar el efecto de este nuevo periodo de espera, de bloqueos infundados, de intereses personales (…) Acaso sean los electores los que se acaben moviendo ante la parálisis de sus políticos", dice más confiado que Arcadi en sus conciudadanos.

"Y Rajoy volvería a ganar", constata La Razón. Qué tío, no hay manera de cargárselo. Alfonso Rojo tiene una terrible sospecha. "Ahora llega el CIS y vaticina que, si estos majaderos que en teoría deciden nuestro destino nos hacen volver a las urnas, el PSOE les saca dos puntos y dos docenas de diputados a Podemos. Eso en el mejor de los casos para ellos, porque todo es susceptible de empeorar en la vida. No hay tradición más arraigada en España que la de acudir raudos en auxilio del vencedor y si prende entre el personal la idea de que Podemos no tiene posibilidades de ganar, van a ser legión los podemitas potenciales que se queden en casa a verlas venir. Yo, por si acaso, como barrunto que algo trama Pedro Sánchez, cuerpo a tierra y barriga al suelo".

La Vanguardia lo que ve es que "PP y PSOE resisten el desgaste del bloqueo político". Dice el editorial que visto lo visto, "unas terceras elecciones no contribuirían en nada a mejorar las posibilidades de acuerdo interpartidista para formar gobierno. Si a ello le agregamos la desazón y hartazgo crecientes de la ciudadanía ante la incapacidad de sus representantes para sacar a España de la interinidad, no nos queda sino instar a la clase política, una vez más, para que pacte y permita la formación de un gobierno. No hace ninguna falta ira a unas terceras elecciones: a tenor de la encuesta, no arreglarían nada". No, si al final va a tener razón Arcadi y somos unos cafres.

A continuación