Hernando zanja las "ensoñaciones" de Rajoy: "Que pierda toda esperanza"

El "no" del PSOE al PP ha sonado con más fuerza que nunca en Ferraz, que pide unidad ante las voces críticas, como la de Lambán.

Libertad Digital

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha lanzado un claro mensaje a los que esperan en Génova que terminen cediendo y facilitando el gobierno de Rajoy y a los que, en el seno del propio partido, también piden girar a la abstención o al menos abrir el debate. En una comparecencia desde Almería, Hernando ha pedido a Rajoy que se deje de "ensoñaciones" y "pierda toda esperanza". A los suyos, les ha recordado que ya hablaron en su día en el comité federal que decidió que rechazarían la investidura del líder del PP.

La contundencia de Hernando llega después de una semana en la que se han vuelto a escuchar voces críticas con la estrategia de Ferraz coincidiendo con la reunión entre Rajoy y Sánchez, en la que el líder del PSOE reiteró ante el presidente en funciones que votaría en contra de su candidatura y le apeló a buscar apoyos entre las "derechas". También descartó una gran coalición. Su única concesión fue prometerle que haría una oposición "responsable". Oposición que, dejó claro, pasaba por votar en contra en la investidura.

A Sánchez no le importaron las voces críticas que llegaron primero ni las que llegarían después. El domingo, en una entrevista en Clarín, Felipe González invitó al PSOE a "dejar formar" gobierno aunque Rajoy no lo merezca para evitar volver a las urnas. La opinión, compartida por otros históricos del PSOE, fue ratificada por Joaquín Leguina en esRadio y Alfonso Guerra, que en la revista Tiempo abogó por una abstención "colectiva" -la fórmula que ya propuso Ana Oramas en la ronda de contactos con el Rey- que diluiría la responsabilidad de los socialistas y serviría para poner en marcha el país. "Los partidos deberían ejercer un acto colectivo de responsabidad absteniéndose ante la investidura del partido que tiene la minoría mayor", dice Guerra.

El último en pronunciarse fue José Luis Rodríguez Zapatero, cuyas palabras escocieron especialmente en Ferraz. El expresidente del Gobierno no llegó a tanto, pero sí pidió un "diálogo interno" sobre el dilema de la abstención, es decir, abrir un debate que el partido consideraba cerrado tras el Comité Federal del día 9 de julio que acordó votar en contra del PP. La dirección del PSOE contestó rápidamente con un comunicado recordando que el tema ya se habló en su día y que la respuesta era "no".

Sin embargo, algunos de los barones están rompiendo poco a poco el silencio que reina en el partido desde las elecciones. Tras las palabras de Zapatero, el secretario general del PSOE de Aragón, Javier Lambán, ha mostrado "todo" su apoyo a la propuesta de Zapatero y ha apuntado que él ya viene "intentándolo", aún a costa, lamenta, "de ser insultado por algunos 'compañeros'".

Otros barones también serían partidarios de debatir esta opción: entre ellos estarían Susana Díaz, en silencio desde hace semanas, o Guillermo Fernández Vara, que públicamente ha dicho en varias ocasiones que optaría por dejar gobernar a Rajoy.

Ante el recrudecimiento de las presiones, el mensaje de Ferraz se ha hecho más claro que nunca en boca de Hernando. El PSOE, ha insistido, "no ha cambiado de opinión" y votará en contra. "No vamos a aceptar consejos de los dirigentes del PP, un partido procesado por corrupción y financiación ilegal", ha dicho Hernando a los periodistas en Almería, y ha incidido en que "todos los socialistas" van a "seguir unidos en el no a Rajoy". No van a "quebrar la voluntad de los dirigentes del PSOE", ha enfatizado. 

En este sentido, ha sostenido que el PSOE y sus 85 diputados "no indultarán a Rajoy con su voto o abstención" , sino que defenderán "la autonomía política del PSOE, le pese a quien le pese y cueste el trabajo que cueste".

Sobre lo dicho por Lambán, ha apuntado que "lo único que digo es que en el último Comité Federal se estuvo debatiendo durante siete horas. Si es necesario más debate porque alguien ha cambiado de opinión, habrá más debate, pero no creo que ningún dirigente del PSOE vaya a cambiar de opinión, porque ninguno va a querer indultar a Rajoy con su voto o abstención", ha apuntado.

Además, ha asegurado que frente a los "dirigentes del PP que están llamando al PSOE a cambiar de opinión", su partido "no va a fallar a los ciudadanos que confiaron" en ellos. "Vamos a cumplir nuestra palabra porque ninguno de los ciudadanos que nos votó espera que el PSOE apoye o se abstenga con Rajoy", ha incidido.

Hernando ha manifestado que el presidente y candidato del PP no es la "persona adecuada" para ser presidente por la "corrupción que lo rodea a él y a su partido", aunque ha dicho respetar el resultado de las urnas. Tras apuntar que Rajoy "tiene el derecho y el deber de intentar ser investido" por su resultado el 26J, ha destacado que aún no ha recabado "ni un solo apoyo", poniendo el foco en las negociaciones del PP y en el papel de Rajoy cuando ya ha pasado mes y medio desde los comicios. 

Los apoyos de Sánchez

Varios dirigentes socialistas han salido también a defender la postura de Sánchez frente a la presión de populares y las críticas internas. Después de que Rivera también pidiera la abstención, Patxi López acusó a Rajoy de intentar "chantajear" a su partido, situándole como únicos responsables de una hipotética repetición electoral.

Jordi Sevilla, uno de los negociadores de Sánchez, también se quejó a través de la red social Twitter de que se reclame al PSOE un paso mientras los populares no trabajan lo suficiente para granjearse apoyos.

A continuación