La somanta de tortas a Sánchez alcanza hasta a su mujer, Begoña Gómez

Pedro Sánchez sale hecho una piltrafa en la prensa de hoy. Le dicen de todo menos bonito por su colección de noes a todo.

Pilar Díez

El Mundo: "El 'no' de Sánchez a la oferta de Rajoy acerca a otras elecciones". Un disco rayado, este Sánchez. A Pedrito le falla la memoria y le dice a Rajoy que "pacte con las derechas", en referencia a Ciudadanos, partido con el que él mismo pactó en la nanolegisltatura fallida pasada. Parece que nos toma por tontos. El editorial dice que "en un cambio notable de actitud, Rajoy se abrió ayer a pactar con el PSOE" sobre cosas concretas y "dio un paso sustancial en la buena dirección". Pero nada, "en un gesto de desprecio, Pedro Sánchez volvió a su reiterada negativa a apoyarle. Su cerrazón puede tener consecuencias nocivas tanto para el país como para su partido", pero le importa un bledo. Visto lo visto, "Rajoy no quiso concretar si se va a someter a la investidura en caso de no disponer de los apoyos necesarios. Creemos que trata de un paso indispensable, pese al riesgo de fracaso". O sea, que seguimos como estábamos. De pesadilla.

El País evita cargarle el muerto al PSOE en el titular. "El bloqueo político se agrava tras la reunión entre Rajoy y Sánchez". Pero la somanta de palos que le arrea en el editorial a Pedro Sánchez es antológica. Sánchez "está empeñado en conducir a su propio partido y al país entero a un callejón sin salida en el que ni deja gobernar al PP ni ofrece una vía alternativa para cumplir con su deseo aparente de que se forme un Gobierno cuanto antes". El perro del hortelano, como ya le llaman algunos. "Sánchez practica un juego de verdades a medias o de simples falsedades para esconder su fracaso electoral y su manifiesta incapacidad para afrontar este crítico momento". Escuchar a Sánchez deja pasmado al más pintado. "¿Pretende que el Gobierno de España busque su estabilidad en un acuerdo con la pretendida derecha catalana que acaba de respaldar la independencia unilateral y fuera de la ley?", algo a lo que él mismo se negó tras el 20-D. "¿Es esa una recomendación sincera o tal vez una manera de justificar que el propio Sánchez intente negociar con los independentistas en el caso de que Rajoy fracase? ¿Y cuál es esa mayoría alternativa de cambio de la que habla? ¿Quiénes son las izquierdas que él separa con tanta nitidez de las derechas? ¿Qué clase de juego arcaico es ese de dividir al país ideológicamente en dos con semejante simpleza?". Este personaje no merece "ni dirigir un partido al que día a día condena a la irrelevancia". Menuda tunda, le han dado hasta en el cielo de la boca.

ABC dice que "Sánchez despacha con otro 'no' la urgencia de España por tener gobierno". Bieito Rubido también le pone a caldo. Sánchez "demuestra tics inquietantes en un líder: un notable analfabetismo político, una simpleza estratégica alarmante y una escasa vocación democrática. Su actuación no está siendo limpia. Consiste en llenar el terreno de emboscadas e insidias, en la confianza de que logrará formar un gobierno contra la opinión mayoritaria de los españoles". El editorial dice que no hay nada que hacer, "cualquier solución a la parálisis institucional pasa por una rectificación del PSOE que, a día de hoy, no solo parece inviable, sino que ni siquiera se atisba". Luis Ventoso extiende sus críticas hasta la mujer de Sánchez. "Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer (…) "Cuentan los especialistas que Begoña Gómez, de carácter hormigonado y enormes ambiciones, ejerce un influjo absoluto sobre Sánchez, hasta el punto de obsesionarlo con una matraca: 'Pedro, tú tienes que ser presidente'". Lo de Sánchez es ya un "asunto personal. El odio asoma en cada comparecencia", "no aguanta que haya perdido dos veces" frente a Rajoy y pone "morritos". "Lo carcome en rencor, carece del más elemental patriotismo" ni tiene "la elemental dignidad de irse a casa". Uff, pues como se empeñe la parienta lo consigue.

La Razón dice que "Rajoy avisa: el 'no' de Sánchez llevará a terceras elecciones". "El líder del PSOE rechaza negociar hasta los pactos que propuso su Comité Federal". Curiosamente, Marhuenda, pone la diana en Rivera. "En estos momentos y ante la negativa socialista, hay que reclamar a Ciudadanos un compromiso claro para desbloquear la situación y permitir con su 'sí' la investidura de Rajoy (…) Es necesario que en estos momentos Ciudadanos aporte la cordura necesaria". Y dale molinos, está visto que a algunos los calores les nubla el entendimiento. Que Ciudadanos y PP no suman, Marhuenda. A ver: 137 (PP)+32 (C's)+1 (CC)= 170 . 85 (PSOE)+71 (Podemos) +8 (CDC) +5 (PNV) +9 (ERC)+2 (Bildu)= 180. Y 180 noes son más que 170 síes. Si el PSOE no se abstiene, no hay nada que hacer.¿Hasta ahí llegas, Marhuenda o hay que mandarte deberes para este verano?

La Vanguardia tiene un cabreo supino porque Convergencia se ha quedado sin grupo propio en el Congreso. "Es un hecho relevante y probablemente injusto (…) No es una buena noticia. La represalia no es el mejor camino para solucionar la cuestión de Catalunya", dice el editorial pasando del desafío de este grupo en el parlamento catalán. Sí lo menciona Enric Juliana. "Homs ensayó hace quince días un malabarismo increíble. Intentó tender puentes con el PP en Madrid, mientras en Barcelona, su partido pactaba con la CUP una nueva resolución rupturista" y claro, no se puede estar al plato y a las tajadas. Y el director adjunto, Miquel Molina, que está de guardia, advierte que "reducir la voz parlamentaria de Catalunya durante los próximos cuatro años a un solo grupo, el de ERC, es otra forma de procurar la desconexión". ¿Pero es que nos toman por idiotas o qué? ERC y CDC gobiernan juntos en Cataluña bajo las siglas Junts pel Sí, una coalición que apadrinó precisamente La Vanguardia. Y recordamos perfectamente que la movida separatista la empezó Artur Mas, el jefe de Convergencia. Algunos periodistas son como los políticos, se creen que la gente es tonta de baba.

A continuación