Los separatistas amenazan con una "revuelta" si el TC actúa contra Forcadell

"Una eventual inhabilitación de cargos electos supondría un punto de no retorno, el país respondería", avisa Anna Gabriel.

Pablo Planas (Barcelona)

La diputada de la CUP Anna Gabriel no se anda con sutilezas y este lunes ha hecho pública una dura advertencia en la red social "Twitter" respecto a la decisión del Tribunal Constitucional sobre lo aprobado el pasado miércoles en el "Parlament" y el futuro, si político o penal, de la presidenta de la cámara catalana, Carme Forcadell.

"Una eventual inhabilitación de cargos electos supondría un punto de no retorno, el país respondería", ha escrito la diputada a primera hora. Y no ha sido la única en expresarse a favor de una respuesta más allá de lo jurídico e institucional. Ignasi Planas, el líder del sector "Reagrupament" (una escisión de la ERC en tiempos de Carod que fue abducida por Convergencia) en el "Partit Demòcrata Català" también ha lanzado un inequívoco mensaje en la red social: "Que entiendan bien que el inicio de acciones penales contra Forcadell será el inicio de una revuelta".

En la misma línea, la diputada de la CUP Mireia Vehí ha asegurado que "pese a la suspensión, seguiremos con el despliegue del proceso constituyente y no acataremos la resolución del tribunal". Con la misma contundencia, Joan Tardà ha hablado de desacato: "Lo más importante es que nosotros nos mantendremos fieles al Parlament de Catalunya. Si hay que desacatar, desacataremos", ha dicho en Catalunya Ràdio. "Tenemos que contemplar todas las posibilidades", ha avisado.

Por la tarde, y también mediante Twitter, contestaba el presidente catalán diciendo, desafiante, que "obedecerá", pero al parlamento catalán: "Obedeceremos, claro que sí. Obedeceremos al Parlament, cumpliremos el compromiso con los ciudadanos y construiremos un Estado libre, moderno y próspero".

Dolça Catalunya advirtió el pasado sábado de un singular tuit de un dirigente de la UGT catalana. "Si algo ha de hacer la Assemblea tener preparados piquetes ciudadanos en caso que se aplique la fuerza policial contra el Parlament".

Así pues, clima entre cálido, ardiente e insurrecto en Cataluña para ir creando ambiente de cara al "Onze de Setembre". Todas las facciones del separatismo están a una, entre organizar piquetes, iniciar la revuelta y salir a la calle en una respuesta "de país". El furor y las amenazas del proceso no cesan.

Respuesta de Cañas

El exdiputado de Ciudadanos Jordi Cañas ha puesto el dedo en la llaga al subrayar la vinculación entre la CUP y la izquierda abertzale y ha respondido a Gabriel con el siguiente texto: "Las amenazas de la CUP hay que tomárselas en serio conociendo su trayectoria y amistades. No les tenemos miedo".

A continuación